Saltar Menú de navegación

Castellón

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana
Los musulmanes alertan de la discriminación que sufre la mujer con velo y piden más respeto
El III Congreso Nacional concluye en Torrent con una llamada a la integración de toda la sociedad

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los musulmanes alertan de la discriminación que sufre la mujer con velo y piden más respeto
Varias mujeres asisten a una de las sesiones del congreso que se ha celebrado durante el fin de semana en Torrent.
Las comunidades islámicas en España hicieron ayer un llamamiento a favor de la integración basada en el respeto y conocimiento mutuo. Ihab Fahmy, coordinador en la Comunitat Valenciana de la Unión Nacional de Comunidades Islámicas de España (Ucide) señaló que esta ha sido una de las principales conclusiones del III Congreso Nacional de la Ucide que se ha celebrado durante el fin de semana en el Centro Padres Dominicos en Torrent.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la comunidad islámica es al de la discriminación práctica, que no legal, por el uso del velo islámico (hiyab) por parte de las mujeres.

Fahmy explicó que la legislación española no prohíbe la utilización de esta prenda, "al contrario, hay circulares enviadas a los funcionarios para que respeten a las mujeres que lleven velo". Pero, según explicó, no siempre se cumple.

El coordinador en la Comunitat de la Ucide alertó sobre los casos de discriminación práctica que se están produciendo en toda España y apostó por aumentar la concienciación de los ciudadanos. "El velo no es un signo religioso, sino cultural. Es la forma que tienen las mujeres musulmanas de vestir", explicó, "y hay que respetarlo".

Fahmy reclamó una mayor implicación de la Administración para concienciar a los españoles para que comprendan lo que supone este rasgo de la cultura musulmana.

El hiyab (pañuelo que cubre la cabeza) es el más utilizado entre las mujeres musulmanas residentes en España. Muy pocas son las que utilizan otras prendas características del mundo islámico.

Entre ellas se encuentra el litam, velo que cubre el rostro hasta los ojos. Y aún menos son las que emplean el burka (vestido habitualmente negro que cubre todo el cuerpo y sólo deja ver a través de pequeñas oberturas a la altura de los ojos) o el chador (vestido de una pieza negro que cubre todo el cuerpo salvo la cara y que se popularizó tras la revolución iraní de 1979).

El papel de la mujer en el voluntariado de las comunidades islámicas para favorecer la integración fue otro de los temas que se abordaron durante la jornada de ayer. El 75% de las personas que dedican tiempo a esta labor son mujeres que actúan movidas por su fe. "Unen a su trabajo habitual, la ayuda a los demás y tenemos que conseguir que cada vez se impliquen más hombres", explicó Fahmy.

En la misma línea, el congreso apostó por la profesionalización del voluntariado, "un consejo que nos han dado las Administraciones para poder facilitar el contacto con ellas en la labor de integrar a los recién llegados". También alertó de la necesidad de aumentar el número de mediadores culturales que estén al servicio de sus conciudadanos.

Un ejemplo de la forma de trabajar de las comunidades islámicas en España, explicó Fahmy, es la visita que los jóvenes asistentes al Congreso realizaron el sábado al Museo de las Ciencias y las Artes y al Hemisfèric. "Tratamos de que los musulmanes conozcan las costumbres del país con este tipo de actividades", explicó.

La jornada de ayer estuvo centrada en la necesidad de resaltar los puntos en común de la cultura islámica y la española, mayoritariamente cristiana, y "trabajar conjuntamente a partir de las coincidencias", señaló Ihab Fahmy. Entre ellas, se encuentra la responsabilidad social y la preocupación por los demás que caracteriza a ambas comunidades.

Como ejemplo de su voluntad de participar en un diálogo interreligioso destacó el hecho de que las reuniones se hayan celebrado en un centro católico.

El acto de cierre de congreso fue una mesa redonda en la que participó el director general de Ciudadanía e Inmigración, Josep María Felip, quien apostó por facilitar la integración del colectivo a través del respeto mutuo. La reunión, a la que asistieron cerca de 500 personas procedentes de todos los lugares de España concluyó con una comida de fraternidad de todos los asistentes.

jsanchis@lasprovincias.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Noticias de Castellón

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS