Las Provincias

La música clásica busca otras salidas

La Fire & Ice Carte Noire Symphony.
La Fire & Ice Carte Noire Symphony. / CARTE NOIRE
  • Los nuevos proyectos musicales pasan por fusionar estilos, sonidos, autores e instrumentos

Hay muchas maneras de disfrutar de la música clásica. Lejos quedan los estereotipos de hace años que la califican de aburrida o para snop. Hoy en día proyectos musicales como Pagagnini, Salut Salon, The Piano Guys, Harp Twins, la española Rosa María Rodríguez, conocida artísticamente como Whiteveil Harp, o el proyecto musical de Carte Noire con el Conservatorio del Liceo de Barcelona y de MUWOM, han revolucionado el panorama de la música clásica fusionándola con otros sonidos y con puestas en escenas teatralizadas demostrando que lo clásico pueden ser divertido y hasta cómico sin desmerecer el proyecto musical.

Uno de los mejores ejemplos es la compañía Yllana, que junto al maestro libanés del violín Ara Malikian, consiguen trasladar al espectador a una experiencia única a la que llaman «des-concierto». Una puesta en escena en la que los músicos entran en conflicto pero resuelven gracias a la interpretación de clásicos como Chopin, Falla o Mozart fusionándolos con los actuales U2 o Serge Gainsbourg. Un espectáculo lleno de humor, locura y música con mayúsculas.

Algo parecido lo vemos en Salut Salon, cuatro talentosas mujeres -piano, violines y un violonchelo- que incorporan a la música clásica otras corrientes como el jazz, folk o pop con una puesta en escena cargada de competición, humor e incluso acrobacias.

Junto a los anteriores, otro de los destacados es The Piano Guys que se ha convertido en el fenómeno musical del momento en internet con millones de seguidores y visitas en sus vídeos de Youtube. El grupo, formado por Steven Sharp Nelson, al violonchelo; Jon Schmidt, piano; Al Van der Beek, productor y compositor y Paul Anderson, productor y cámara han conseguido llegar a millones de seguidores gracias a la mezcla de la música clásica y el pop.

Altas, rubias con ojos azules así son las guapas gemelas estadounidenses Camille y Kennerly Kitt que se propusieron sacar la música del arpa del cajón de lo desconocido con su proyecto Harp Twins en el que versionan sintonías de televisión o célebres temas del pop y rock como la canción «Judas» de Lady Gaga o clásicos de Iron Maiden.

En España la arpista alicantina Rosa María Rodríguez, conocida como Whiteveil Harp, es otra de las artistas que tratan de romper clichés uniendo los sonidos del arpa con otros estilos musicales y así lo ha demostrado sobre el escenario con artistas como Mónica Naranjo, Raphael o La Oreja de Van Gogh.

El último en unirse a esta mágica experiencia de fusionar lo clásico con estilos urbanos ha sido el proyecto musical de la marca de cápsulas de café Carte Noire con motivo de su lanzamiento en España. Este proyecto llevado a cabo por el prestigioso Conservatorio del Liceo de Barcelona y de MUWOM bajo la producción y dirección artística de Carlos Jean, se ha centrado en la búsqueda y selección de músicos para componer cuatro piezas musicales contemporáneas y vanguardistas, cada una inspirada en los contrastes e intensidades de las variedades de café CARTE NOIRE.

La unión de estos cuatro temas configuran otra pieza musical, que es la fusión de todas las composiciones creadas por separado, la Fire & Ice Carte Noire Symphony. Esta nueva canción conjuga todos los elementos y representa a Carte Noire en su conjunto, presentando la innovación continua de la marca y ofreciendo algo realmente extraordinario.

Este original proyecto musical ha puesto una banda sonora a un café, con diferentes esencias, colores y texturas. Algo actual que demuestra que la música clásica no solo busca sino que encuentra nuevas salidas.