Las Provincias
Barrios de Valencia

Los vecinos de Valencia decidirán el 20 % de las inversiones en los barrios

  • Las líneas básicas presupuestarias estarán asentadas sobre la participación ciudadana, la congelación de impuestos y la refinanciación de la deuda municipal

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, Ramón Vilar, ha revelado hoy las líneas básicas que definirán el Presupuesto Municipal para 2016, y entre las que destaca la novedad de que los vecinos decidirán de forma directa el destino del 20 % de las inversiones en barrios en el año que viene.

Según ha informado el Ayuntamiento de Valencia en un comunicado, el equipo de Gobierno ha comenzado ya a elaborar unas líneas básicas presupuestarias asentadas sobre la participación ciudadana, la congelación de impuestos y la refinanciación de la deuda municipal.

Tal como ha anunciado Vilar, la primera medida es la determinación, de manera conjunta con los interlocutores ciudadanos, "del 20% de las inversiones en los barrios", por lo que fuentes del Ayuntamiento califican la iniciativa de "una novedosa e inédita forma de participación" en la gestión de la ciudad.

El segundo elemento que definirá los próximos presupuestos es la congelación de los impuestos y tasas, con mecanismos de reequilibrio que harán que no suba la cantidad final a pagar por el ciudadano.

En el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), para asumir el 10% del valor catastral sin incrementar la cantidad a pagar el Ayuntamiento bajará su tipo impositivo en un 15%, lo que permitirá reequilibrar el valor final.

"La voluntad política que subyace es que el conjunto de la ciudadanía tenga los impuestos congelados al mismo nivel del ejercicio 2015", ha subrayado Vilar.

Por otro lado se aplicará un recargo en función del uso y actividad que tengan los inmuebles comerciales, un aspecto que ya realizan ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla o Málaga, y por ello los inmuebles donde se realice una actividad comercial y cuyo valor catastral supere los 500.000 euros se verán afectados por dicho coeficiente.

Vilar ha señalado que no comprende "cómo en Valencia se daba el mismo tratamiento al piso de una familia o a un pequeño comercio que a una actividad comercial en un edificio de valor catastral superior al medio millón de euros".

Durante su intervención, el concejal de Hacienda ha informado del estado de ejecución del Presupuesto 2015, que se sitúa en niveles de alrededor del 50% que el edil ha calificado de "razonables en estas fechas".

Por último, el concejal ha anunciado que se ha hecho efectivo el ingreso en las arcas municipales de los 2 millones de euros de aval bancario que mantenía el Banco de Valencia con la empresa concesionaria del Servicio de Grúas.

Vilar ha lamentado la "desastrosa gestión" del servicio en concesión y se ha mostrado "pesimista" respecto a que el Ayuntamiento vaya a poder cobrar los 7 millones de euros que todavía le adeuda la anterior concesionaria del servicio de grúas.