La vicepresidenta del gobierno anuncia la licitación del acceso del aeropuerto del Altet de Alicante para el mes de agosto

EFE

Soraya Sáez de Santamaría asegura que cualquier actuación preparatoria sobre el referéndum en Cataluña tendrá su correspondiente respuesta porque «es ilegal y está prohibida»

B.ORTOLÀ

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría ha aprovechado la visita al acto de reanudación de las obras de la variante de Benissa junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para desgranar algunas de las inversiones que acometerá el Gobierno Central en los próximos meses. Entre ellas ha destacado el acceso viario al aeropuerto del Altet de Alicante. La vicepresidenta ha señalado que el próximo mes de agosto se licitarán las obras de este punto de la red viaria “porque el aeropuerto de Alicante y su acceso son para nosotros una prioridad”. Una actuación incluida en el plan de inversiones en las carreteras de la Comunitat que asciende, según Sáez de Santamaría a 121 millones, de los cuales 30 son para infraestructuras de la provincia de Alicante.

También ha aprovechado para remarcar el compromiso del Gobierno de España con el Corredor Mediterráneo. Según la vicepresidenta, “en los últimos años hemos hecho un esfuerzo de mejora en la planificación y le hemos asignado un presupuesto por valor de 6.350 millones de euros entre 2012 y 2016. En 2013 logramos que fuese declarado corredor prioritario de la red básica transeuropea de transporte y ahora lo que tenemos que hacer es que el proyecto cuente, año a año, con los recursos necesarios para llevarlo a cabo”.

Por último, Sáez de Santamaría ha querido mandar un recado al gobierno de la Generalitat de Cataluña ante la compra de sobres y papeletas para las elecciones catalanas, en un paso más en su desafía secesionista. La vicepresidenta ha afirmado de forma tajante que la Generalitat de Cataluña “no va a preparar, con su gobierno, un referéndum, y cualquier actuación preparatoria va a tener la correspondiente respuesta, porque se trata de una actuación ilegal y prohibida que está generando, además, división entre los catalanes”.

Por su parte, el ministro de Fomento ha asegurado respecto al Tren de la Costa, que el objetivo del Gobierno “es acabar con las discrepancias que hay entre los distintos departamentos de la Generalitat y darle un impulso a los trámites administrativos”.

Fotos

Vídeos