Una televisión británica prepara un documental sobre la muerte de una turista en Benidorm

La ciudad de Benidorm, donde murió la turista escocesa. / lp
La ciudad de Benidorm, donde murió la turista escocesa. / lp

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Kirsty Maxwell, quien cayó al vacío desde un décimo piso por causas que todavía se investigan

EFE ALICANTE.

Una productora de televisión está elaborando un documental informativo para la BBC, la cadena pública británica, sobre la muerte de Kirsty Maxwell, una chica escocesa que se precipitó al vacío desde el décimo piso de un edificio de Benidorm, donde se encontraba celebrando una despedida de soltera. Ante una situación trágica de esta magnitud, se abren muchos interrogantes que se agravan con las diferencias culturales y lingüísticas obvias, explicó la periodista Ainhoa Urcelay, que colabora en esta producción.

El documental producido por STV para BBC Scotland se centra en las difíciles experiencias que están viviendo tanto el viudo de Maxwell como los padres de Craig Mallon, otro joven escocés que falleció asesinado en mayo de 2012 a la salida de una discoteca en la localidad catalana de Lloret de Mar. El caso de Kirsty Maxwell, que sigue bajo investigación en el Juzgado de Instrucción 4 de Benidorm, según fuentes judiciales, ha despertado un importante interés mediático en el Reino Unido.

Con motivo del aniversario de su muerte -hoy se cumple un año-, varias amigas de la fallecida que viajaron con ella a Benidorm han vuelto este fin de semana a la ciudad alicantina para reclamar que se esclarezca la ocurrido. Las mujeres ofrecieron ayer una rueda de prensa a la que asistieron algunos periodistas desplazados para la ocasión desde el Reino Unido. También participaron en una campaña que incluye la pegada de carteles con la imagen de su amiga en busca de testimonios que puedan arrojar luz a la investigación.

Kirsty Maxell, escocesa de 27 años, murió tras precipitarse al vacío de madrugada desde la terraza de un apartamento del Rincón de Loix que había sido alquilado por un grupo de chicos británicos con los que, en principio, no tenía ninguna relación. Los cinco jóvenes que se encontraban en ese apartamento estaban también celebrando una fiesta en la que consumieron alcohol y drogas y han sido investigados por la Policía Nacional, aunque todos ellos se encuentran actualmente en libertad. De hecho, las pesquisas apuntan a que la chica pudo fallecer por accidente, pero su familia cree que esa hipótesis adolece de importantes lagunas.

Sus padres, su marido y uno de sus hermanos se desplazaron a Benidorm en julio de 2017 con el objetivo de impulsar la investigación y se reunieron con el alcalde de la localidad, Toni Pérez, quien les expresó su solidaridad y les ofreció la colaboración del ayuntamiento. Según se informó en su día, Kirsty regresó a su habitación, ubicada en la novena planta del mismo edificio, sobre las cinco de la madrugada, y llegó a quedarse dormida en ella.

Unas dos horas después, por causas que se desconocen, subió a la décima planta, en la que también había amigas suyas alojadas, aunque supuestamente se equivocó de habitación y entró en la de los chicos, desde cuya terraza cayó a la vía pública.

Fotos

Vídeos