Viernes, 29 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

VIOLENCIA DE GÉNERO
Un hombre asesina de 15 puñaladas a su ex mujer en Callosa d’En Sarrià
El supuesto agresor manifestó que “esto se veía venir” y que ella “se lo merecía”
Una mujer de 42 años murió ayer en la puerta de su casa en Callosa d’En Sarrià por las quince heridas que le provocó su ex marido, que era toxicómano, con un punzón. La víctima que había rechazado una orden de alejamiento, evitó tres condenas de su ex marido. El supuesto autor declaró: “Esto se veía venir porque ella se lo merecía”.
Salió del portal tranquilo, como si nada hubiera ocurrido. Dentro, su ex mujer se desangraba por las quince puñaladas que, supuestamente, le había asestado con un punzón en el tórax, abdomen y espalda.

Callosa d’En Sarrià despertó ayer teñida de sangre ante un nuevo caso de violencia de género. Los hechos sucedieron pasadas las ocho de la mañana, cuando Concepción Ortega, de 42 años, trabajadora de un supermercado en L’Alfàs del Pi y separada hace dos años de su marido con el que tuvo dos hijos, salió de casa a comprar, como todos los días, el pan en la panadería que hay debajo de su vivienda.

Nada hacía presagiar que aquella mañana su ex pareja, Adrián Ferrando, de 44 años y empleado en la construcción, la esperaba en el portal con confusas intenciones. Cuando Concepción accedía de nuevo al edificio, situado en el número 6 de la céntrica calle Colón, fue sorprendida por A.F., quien tras una discusión comenzó supuestamente a agredirla punzón en mano y le causó hasta quince heridas entre el cuello y las ingles.

La mujer habría iniciado el divorcio hace seis meses por supuestos malos tratos. No obstante, ambos vivían puerta con puerta, en el piso quinto, después de que Concepción renunciara a una orden de alejamiento y evitara tres condenas.

Ayer, A.F. le pagaba a su ex mujer con distinta moneda, dando muestras de un alto grado de ensañamiento, según fuentes próximas a la investigación. Fue un vecino del mismo edificio quien, al bajar al portal, se encontró a la pareja discutiendo advirtiendo que A.F. portaba un punzón, por lo que acudió al bar de enfrente para pedirle al dueño que le ayudara a tranquilizar al presunto agresor.

El propietario del bar El Vakeret, Manuel Morcillo, se dirigió al portal. Pero era ya tarde. Concepción se desangraba tendida en el suelo, mientras su ex marido la miraba fumando. Tanto Morcillo como el otro vecino conocían a A.F. y le recriminaron su actuación, a lo que el supuesto asesino manifestó: “Mira Manuel, no me digas nada que esto se veía venir”.

Los dos vecinos dieron aviso a la policía y a una ambulancia y se quedaron con la mujer, que se quejaba de que le dolía todo el cuerpo y de que no podía respirar, según fuentes presenciales. Manuel Morcillo intentó taponar alguna herida, mientras el presunto agresor subió a su domicilio, desde donde lanzó a la calle el punzón manchado de sangre.

Al parecer, según las mismas fuentes, A.F. volvió a bajar al portal y le dijo a Morcillo que tenía la garganta muy seca y que volvía a subir a su casa a beber agua.

Posteriormente, médicos del centro de salud de Callosa y una unidad del Soporte Vital Básico (SVB) atendieron a la víctima, a la espera de una ambulancia medicalizada, cuyo personal sólo pudo certificar la muerte de la mujer. Al llegar la Policía Local y los efectivos médicos, el supuesto agresor bajó de su domicilio fumando y repitió que “no pasa nada, si esto se veía venir”. Y que “se lo merecía”. Así, fue detenido por la Guardia Civil, que lo trasladó a sus dependencias de La Vila Joiosa, donde permanecerá hasta que declare ante el juez, que ha decretado el secreto de sumario.

Los hijos de la pareja, de 10 y 16 años, que vivían con la madre, fueron asistidos por una crisis nerviosa al conocer lo ocurrido. Fuentes de la Policía Local indicaron que el hombre tiene antecedentes por asuntos relacionados con drogas y que había agredido a su compañera en alguna ocasión.

El alcalde de Callosa, Juan Bautista Saval, ha decretado un día de luto oficial y en la Subdelegación del Gobierno de Alicante se guardará hoy cinco minutos de silencio.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS