La Guardia Civil de Alicante 'recluta' al agente Floki, un perro detector de dinero

El 'agente 'Floki. / L. P.
El 'agente 'Floki. / L. P.

E. P. ALICANTE.

La Guardia Civil de Alicante cuenta desde esta semana con un nuevo agente en su plantilla: Floki, un perro detector de dinero de apenas tres años de edad, mezcla de pastor alemán y pastor belga malinois. Se trata del único can de este tipo integrado en la Benemérita de la Comunitat Valenciana, donde trabajará desde el aeropuerto de Alicante-Elche e intervendrá en toda la provincia cuando sea requerido.

Floki es uno de los perros nacidos y criados en las instalaciones de la Guardia Civil en El Pardo (Madrid). Está especializado en la búsqueda y detección de dinero, tras ser seleccionado, según su idoneidad y aptitudes, para detectar determinadas sustancias, según informó el instituto armado.

En el caso de este joven e «inquieto» pastor alemán-belga, destacó rápidamente en el campo de la detección de dinero, por lo que se ha integrado en la Guardia Civil de Alicante como el único especializado en este campo en la zona de la Comunitat Valenciana y la Región de Murcia. Entre sus servicios diarios se encuentra la participación en registros domiciliarios de cualquier tipo de delito. Los más comunes son aquellos en los que la Guardia Civil espere encontrar dinero, como los relativos al blanqueo de capitales o al tráfico de drogas. Este tipo de canes también están presentes en los diferentes puntos de entrada y salida de España, como puertos y aeropuertos.

El perro se une al resto del equipo cinológico de la Guardia Civil en la provincia de Alicante: un grupo de cuatro detectores de sustancias estupefacientes, cuatro de explosivos y uno de tabaco.

Fotos

Vídeos