El Campello vuelve a cerrar sus playas por la presencia de la carabela portuguesa

El Campello vuelve a cerrar sus playas por la presencia de la carabela portuguesa

La localidad alicantina prohíbe el baño en las playas de San Juan y el Cabo de las Huertas después de avistar nuevos ejemplares

G.M.Alicante

El Campello vuelve a izar la bandera roja en sus playas y calas ante la peligrosa presencia de la carabela portuguesa. De nuevo, el Ayuntamiento de la localidad ha prohibido el baño «tanto en la playa de San Juan como en el Cabo de las Huertas» después de los nuevos avistamientos de este invertebrado venenoso, según el comunicado publicado por el municipio.

«Los vientos de componente Este / Noreste de los últimos días han vuelto a acercar ejemplares de esta especie» hasta las costas de Villajoyosa, Tabarca, Guardamar, Orihuela y Torrevieja, además de El Campello, según el informe del Institut d'Ecologia Litoral sobre la presencia del Physalia physalisen las costas valencianas.

Además, se espera que «durante esta semana se observen los últimos ejemplares», que como se detalla en el documento «son ya escasos en cuanto a número los ejemplares y de menor tamaño».

El cierre de estas playas se mantendrá hasta finales de semana, cuando la Concejalía y el Institut d'Ecologia Litoral tienen prevista una nueva reunión para estudiar la situación y decidir sobre la prohibición del baño.

Así es la carabela portuguesa

«La carabela portuguesa (physalia physalis), no se puede considerar como una medusa verdadera, ya que en sí constituye una colonia de pólipos, entre los cuales, los más característicos son los que conforman su flotador o neumatóforo, que suele medir entre 15 y 30 cm», detalla el informe del Institut d'Ecologia Litoral elaborado para El Campello.

«Sus tentáculos son muy largos y extendidos y pueden alcanzar los 10 metros. Su veneno es muy potente y puede producir parálisis. No son habituales en el Mediterráneo, pero pueden producirse entradas desde las aguas atlánticas».

Fotos

Vídeos