Asaja: 498 colmenas afectadas por envenenamientos en los últimos dos meses

Asaja: 498 colmenas afectadas por envenenamientos en los últimos dos meses
Asaja

El sector solicita a la Administración un mayor control del uso de productos fitosanitarios

EFEAlicante

La Asociación Jóvenes Agricultores (Asaja) de Alicante ha denunciado hoy que un total de 498 colmenas han sido afectadas en Alicante, Valencia y Palencia durante los meses de mayo y junio de este año por la proliferación de envenenamientos masivos y cierres de piqueras.

En concreto, el sector apícola de Asaja de Alicante ha detectado que se han envenenado 150 colmenas en el territorio alicantino, 170 en Valencia y 178 en Palencia.

Las mismas fuentes han recordado que "estos actos vandálicos están tipificados en el Código Penal como delito contra el patrimonio con pena de 1 a 3 años de cárcel".

Según Asaja de Alicante, se han producido tres campañas en las que los cierres de piqueras (puertas de las colmenas) y los envenenamientos de enjambres "se suceden sin control" y "cada año van a más".

"Entre 2016 y lo que llevamos de 2017, energúmenos delincuentes han matado 800 colmenas y han dejado despobladas y envenenadas a cien en España, todas de apicultores pertenecientes a Asaja de Alicante", han asegurado fuentes de la entidad.

"Estos delincuentes actúan con la alevosía que define a alguien sin escrúpulos que daña la propiedad de otro sin medir las consecuencias que, en algunos casos, son la pérdida de la cosecha anual y el sustento de familias enteras", ha dicho la técnico de la sectorial apícola de Asaja de Alicante, María José Mahiques.

Desde Asaja de Alicante y su sectorial apícola el contacto con el grupo ROCA de la Guardia Civil y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de este Cuerpo "es continuo para defender los intereses de sus asociados", han indicado fuentes de la agrupación.

El sector reclama desde hace mucho tiempo "una vigilancia continua y especializada de los bienes del campo".

Por otra parte, según Asaja de Alicante, "otra de las lacras que afecta gravemente a la apicultura es la muerte masiva de abejas a causa intoxicaciones agroambientales por un mal uso de los fitosanitarios en el campo".

"El protocolo actual es lento y de difícil ejecución, por lo que pedimos a la Administración que ponga en marcha un sistema de actuación que sea eficiente y rápido y que vele por un equilibrio ordenado de agricultura sostenible a través del uso racional de productos fitosanitarios" con la finalidad de evitar "la intoxicación de las abejas", según la entidad.

Fuentes de Asaja de Alicante han explicado que "lo normal en estas fechas es que los apicultores estén doblando colmenas, sacando miel y recogiendo enjambres".

Por consiguiente, han destacado, es en esta época del año cuando las explotaciones apícolas se encuentran "en su máximo esplendor".

Más de Agricultura

Fotos

Vídeos