Alicante pone en marcha un plan especial para acondicionar las playas tras el temporal

Varios vehículos trabajan para que la playa de la Albufereta recupere su aspecto habitual tras las lluvias del viernes. / lp
Varios vehículos trabajan para que la playa de la Albufereta recupere su aspecto habitual tras las lluvias del viernes. / lp

El objetivo es que el litoral de la ciudad recupere la normalidad para el resto del puente y el inicio de la temporada turística

E. P. / C. C. ALICANTE.

Las fuertes lluvias y el temporal del pasado viernes dejaron las playas de la capital alicantina en muy mal estado justo antes del comienzo de la temporada turística. Ante tal situación, el Ayuntamiento de Alicante ha puesto en marcha un plan especial para acondicionar el litoral de la ciudad. Según fuentes municipales, se trata del «mayor dispositivo desplegado en los últimos años» para acondicionar «en tiempo récord» los lugares que han sufrido inundaciones o daños por las fuertes lluvias.

El recién nombrado alcalde, Luis Barcala, visitó durante la mañana de ayer las zonas afectadas, especialmente las playas de la Albufereta y algún tramo de la de San Juan -en concreto, la avenida de Niza-, y destacó que los técnicos estarían trabajando en algunas durante todo el día para devolver la normalidad a todas las playas.

En el caso de la Albufereta, los trabajados comenzaron a las 5.30 horas de la mañana de ayer sábado. Infraestructuras y Mantenimiento del Ayuntamiento, junto con la UTE de limpieza, acometieron las labores de reparación y acondicionamiento en todas las zonas afectadas, según detalló el consistorio en un comunicado.

Además de los medios ordinarios en San Juan y Albufereta, el servicio se amplió en cinco baldeadoras, dos equipos de soplado con barredoras, dos barridos mecánicos, dos hidrolimpiadores para el paseo de Niza y tres vehículos auxiliares.

La Albufereta, la playa que sufre más las consecuencias de las fuertes lluvias, concentró los mayores esfuerzos del acondicionamiento, al acoger a «miles de turistas», relató el alcalde. Barcala mantendrá reuniones con Aguas de Alicante y los servicios técnicos municipales para intentar minimizar los daños en esta playa cada vez que llueva. «Está en un barranco y no podemos evitar que se produzcan desperfectos, pero sí intentaremos adoptar las medidas oportunas para que estos sean los menos posible», apuntó. El primer edil también se mantuvo en contacto con los presidentes de la asociación de vecinos de la Albufereta y San Juan para mantenerles informados de las actuaciones, con el objetivo de que la ciudadanía pueda disfrutar de los espacios durante el puente.

Actuación de emergencia

En San Juan, sobre todo en el inicio de la avenida de Niza -donde se produjo un gran arrastre proveniente de la avenida Costa Blanca- los operarios realizaron una actuación de emergencia para intentar habilitar toda la zona. Estas labores, que se iniciaron a primera hora como en la Albufereta, continuaron durante todo el día porque tanto la arena como las pasarelas se vieron afectadas. El alcalde también destacó desde ayer sábado está operativo el salvamento y socorrismo en las playas. «Hemos puesto en marcha este servicio, que parece mentira que no estuviera previsto», criticó en referencia al anterior equipo de gobierno.

Las fuertes lluvias del viernes dejaron en Alicante 15 litros por metro cuadrado en unos pocos minutos. La tormenta estuvo acompañada de granizo, lo que provocó problemas de tráfico puntuales, así como el rescate, por parte de los bomberos, a los conductores de cinco vehículos. También hubo inundaciones en alguna vivienda y problemas en semáforos. La intervención municipal permitió que la ciudad, sobre todo la zona de playas, la más afectada, recupere la normalidad, destacaron desde el Gobierno local.

Fotos

Vídeos