Las Provincias

La yihadista detenida en Alicante es Dolores Hidalgo, viuda de un 'soldado' fallecido en conflicto

  • Simuló su divorcio para tener plena libertad y viajar con sus cuatro hijos a Siria, donde quería casarse de nuevo

La mujer detenida en Alicante este miércoles es Dolores Hidalgo, una española de 36 años fichada por las fuerzas de seguridad desde que se tuvo conocimiento de que se había casado con Mohamed Belguin Ikhlaz, un 'soldado' marroquí de Daesh que falleció en zona de conflicto, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

La arrestada intentó sumarse a la yihad, viajando a Marruecos y a Francia. Por este motivo, Dolores Hidalgo fue detenida en 2014, manteniendo desde entonces la Policía la vigilancia sobre ella al considerar que se trataba de una persona "plenamente integrada en la organización de redes con el objetivo de inducir a terceras personas a sumarse a la yihad", han precisado las citadas fuentes.

Dolores Hidalgo ha sido detenida nuevamente este miércoles en una operación llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, que también han detenido en Vitoria a un marroquí de 41 años retornado desde Siria. Se trata de la cuarta detención en las últimas 48 horas, ya que ayer se procedió al arresto de un argelino en Bilbao y de un marroquí en Las Palmas de Gran Canaria.

Los investigadores, según ha informado el Ministerio del Interior, han constatado que Dolores Hidalgo realizaba labores de propaganda a través de las redes sociales, donde empleaba consignas muy agresivas, emblemas yihadistas y publicaba vídeos editados por ella misma de carácter extremadamente violento, mostrando una ideología islamista radical en favor de la causa Palestina.

Desplazarse con sus cuatro hijos

La mujer intentó desplazarse con sus cuatro hijos menores de edad a la zona sirio-iraquí para unirse a las filas de la organización terrorista. Además, colaboraba con el grupo terrorista Estado Islámico (Daesh) "a través del contacto virtual que mantenía con un conocido reclutador, al servicio de esta organización terrorista y ubicado en Siria", según Interior.

Los servicios sociales de la Generalitat Valenciana se han hecho ya cargo de los cuatro hijos de la detenida, tres niños y una niña de cuatro, seis, siete y 15 años. El mayor de ellos, según los vecinos de Hidalgo, en alguna ocasión había dicho que a su padre lo habían matado de un tiro.

La detenida llegó a realizar todos los trámites necesarios para desplazarse con sus cuatro hijos menores de edad a zona de conflicto. Su intención era reunirse en Siria con su marido, que viajó en 2014 para luchar a favor del Daesh, organización en la que pudo ostentar un alto cargo.

Para ello, llegó a denunciar la desaparición ficticia de su esposo y padre de los menores, aunque sabía que estaba combatiendo en zona de conflicto, y así poder obtener la patria potestad absoluta de sus hijos y eludiendo las trabas legales que había encontrado hasta ese momento. Ante la imposibilidad de viajar en avión desde España, emprendió con sus hijos trayecto por carretera, vía Francia, desistiendo finalmente al conocer la noticia del fallecimiento de su marido.

Buscaba nuevo marido en redes sociales

A su regreso, se instaló de nuevo en Alicante donde inició una labor muy intensa en redes sociales, por un lado, con el objetivo de buscar marido a través de Internet, cumpliendo con lo establecido por Daesh para las viudas de los mártires de la organización terrorista, y por otro, ensalzando de manera pública la figura de su esposo como combatiente yihadista.

La detenida manifestaba un profundo odio por la cultura occidental y lo transmitía de manera directa a sus hijos, de manera que el discurso radical y violento de uno de ellos llamaba poderosamente la atención, por ser impropio de un menor de corta edad.

En su vida diaria empleaba importantes medidas de seguridad para evitar ser detectada, especialmente tras la marcha de su marido en 2014, cuando su nombre junto con el del combatiente, aparecieron en algunos medios de comunicación.

Dolores Hidalgo, conocida como 'la murciana', era una referencia para la organización terrorista dentro del Levante español, una de las zonas 'calientes' para las fuerzas de seguridad, según ha comentado a Europa Press José María Gil Garre, codirector del International Security Observatory. Su fanatismo le llevó, según este experto, a simular un divorcio contencioso para conseguir plena libertad de movimientos junto con sus hijos.

Con estas dos detenciones, ascienden a 190 los presuntos yihadistas detenidos desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 --sobre un total de 5-- el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA).

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate