Las Provincias

La Junta Central divide los desfiles por bandos para las próximas fiestas

Desfile callosino el pasado mes de agosto, ante el mercado. :: a. aragón
Desfile callosino el pasado mes de agosto, ante el mercado. :: a. aragón
  • Las comparsas de moros y cristianos votan con un resultado de 4 a 2 a favor de diferenciar las entradas con el objetivo de darles mayor realce

Desde hace años la idea se cocinaba y de cara a las próximas fiestas la Junta Central de Moros y Cristianos de Callosa de Segura ha dado el paso. Cada bando hará una entrada en una noche distinta con el objetivo de dar el mayor realce posible a los boatos y capitanías. El municipio era uno de los últimos de la comarca en el que todas las comparsas desfilaban dos días dentro de un desfile de gala. La consecuencia de esta tradición es que la entrada del 13 de agosto quedaba más deslucida que la de la víspera del patrón.

Todas las comparsas se reunieron el pasado lunes por la noche para votar la controvertida decisión, que a algunos no les ha caído bien. El resultado fue que cuatro comparsas apoyaron la iniciativa y solos dos votaron en contra de variar el programa de las fiestas en honor a San Roque.

La idiosincrasia de la fiesta callosina implica que solo con las dos comparsas de la Media Luna se puede realizar un desfile, mientras que las cuatro comparsas cristianas se bastan para realizar una entrada digna. El desfile de dos bandos se prolongaba durante más de cuatro horas y media, lo que hacía para algunos un acto muy extenso que quedaba despoblado de público.

El presidente de la Junta Central, Francisco Lillo, explicó que «es una idea que llevamos años meditando. Buscamos que cada comparsa lo dé todo el día que salga y si tiene que sacar carrozas y otros adornos lo haga en el día de su bando». En la misma línea argumentó que muchos comparsistas eran invitados por amigos a desfilar en el bando contrario y no lo podían hacer. Además con la división de desfiles «ahora podemos invitar a otras comparsas hermanadas que antes no podían venir a Callosa porque el desfile era muy largo», señaló el presidente, que dijo que «esperamos más público y que las comparsas ahorren dinero para poder salir al máximo durante el día que les toque».

Para los festeros la idea de salir dos días beneficia a la economía de cada miembro porque el traje se alquila para un solo día. Asimismo las compasas que aguarden armas y esperen su día podrán abrir antes sus respectivas barracas. Como ejemplo una agrupación mora podía llevar hasta nueve grupos musicales durante cada día de desfile.

La decisión ha contado con detractores que prefieren continuar con la tradición de salir a la calle durante dos jornadas. Se trata de comparsistas que quieren aprovechar al máximo los días de fiestas y que sus abanderadas y capitanes se luzcan más. Entre los contrarios se encuentran las comparsas de los Benimerines y los Caballeros del Cid que dieron su negativa al cambio.

La Junta Central de comparsas asegura que la decisión se tomó con absoluta democracia y que persigue engrandecer la fiesta callosina. Lillo defendió que «la última toma del castillo se hizo con un escenario mejor y con una recreación más acorde». Así, dijo que también existe el desfile multicolor y otra serie de actos que permiten a los festeros salir a la calle más días.