Las Provincias
Imagen de la algunas de las placas de calles retiradas por el Ayuntamiento de Alicante y que un juzgado a obligado a su reposición.
Imagen de la algunas de las placas de calles retiradas por el Ayuntamiento de Alicante y que un juzgado a obligado a su reposición. / EFE

Guanyar cree que la reposición de los nombres franquistas puede ser ilegal

  • Aboga por presentar ante el juzgado un incidente de sentencia para preguntar si la medida impuesta por la juez "tiene todas las garantías legales exigibles"

El grupo municipal Guanyar Alacant ha abogado por plantear presentar ante el Juzgado un escrito, a modo de incidente de ejecución de las medidas cautelares acordadas, para que la jueza aclare si la reposición de las placas de calles con nombres franquistas "tiene todas las garantías legales exigibles a la luz de lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica". Consideran la medida de revertir el cambio de placas podría suponer "un incumplimiento flagrante" de dicha ley. No hay problema, en cambio, señalan, con paralizar el cambio de las placas que quedaban por colocar.

Guanyar muestra su apoyo, sin fisuras, a la gestión de las Concejalías de Memoria Histórica y de Estadística y a sus responsables – María José Espuch y Daniel Simón –, que "están siendo atacadas injustificadamente y de una manera torticera por los amigos del franquismo, representados en el Ayuntamiento de Alicante por el portavoz del grupo municipal Popular, Luis Barcala y sus compañeros de partido", apuntan.

Desde la formación del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, se denuncia que la judicialización del proceso de cambio de calles por parte de los populares de Alicante no es una acción aislada, sino que forma parte de una campaña de ámbito nacional liderada por los amigos de los golpistas, que "llevan años incumpliendo con total impunidad la Ley de Memoria Histórica de 2007, que obliga, entre otros extremos, a eliminar todos los símbolos y monumentos que exalten el franquismo, como las placas de las calles".

El vicealcalde de Alicante y portavoz de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, califica de “bochornoso” el "espectáculo que está dando el Partido Popular no solo en Alicante, sino en todo el país, cuyo comportamiento con las víctimas del franquismo ha sido censurado por Naciones Unidas".

Desde Guanyar Alacant avalan en toda su extensión el proceso de selección de calles con denominación franquista y propuesta de nomenclatura alternativa realizado por la Concejalía de Memoria Histórica en el marco de la Comisión Municipal de Memoria Histórica, su aprobación en Junta de Gobierno Local y el posterior cambio de placas llevado a cabo por la Concejalía de Estadística, "que se ha realizado en los tiempos habituales y normales en este tipo de actuaciones y siguiendo las instrucciones de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento de Alicante", aseguran.

Respetan el auto de la jueza, pero muestran "nuestro más absoluto rechazo a la utilización malintencionada y torticera que se está realizando de la Justicia por parte del PP, aprovechando para conseguir en los tribunales lo que no han conseguido en las urnas. Un PP que alienta y promueve la insumisión ante una ley, la Ley de Memoria Histórica, en vez de trabajar en favor de la paz y la reconciliación". A juicio de Pavón, "si alguien tiene que dimitir en este Ayuntamiento por esta cuestión, esa persona es Luis Barcala, que no deja de torpedear una y otra vez la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en la ciudad de Alicante. Su hipocresía es mayúscula cuando afirma que cree firmemente en la aplicación de este Ley, todo el mundo sabe en lo que cree el PP en materia de memoria histórica y dignidad democrática".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate