Porsche Ibérica cerrará 2016 con 2.700 ventas, cifra que aumentará en 2017

  • Destacan las matriculaciones del SUV Macan, del SUV grande Cayenne y la segunda generación del Panamera

La marca de deportivos Porsche prevé cerrar 2016 con unas ventas en España de 2.700 unidades, una cifra que espera aumentar en 2017 y que le permitirá avanzar hasta la meta de los 3.000 vehículos.

Las cifras las ha dado a conocer Porsche Ibérica en la presentación de la nueva generación de la berlina deportiva Panamera.

Esas 2.700 entregas supondrán entre un 6 y 8 % más que en 2015, lo que supone un buen resultado, ya que 2015 fue un buen ejercicio para la filial española del fabricante alemán.

Se van a conseguir con un gama en la que destacan las matriculaciones del SUV Macan, del SUV grande Cayenne, que se está aproximando a su final de ciclo, y con el inicio de las ventas de la segunda generación del Panamera.

También contribuirá al buen resultado de la filial la venta de vehículos de ocasión -actualmente la proporción es de 0,5 unidades por cada 2 automóviles nuevos- y la mejora del negocio de postventa.

Todo ello está generando un incremento de la rentabilidad de los concesionarios, que la filial ha eludido facilitar.

En cuanto a las ventas del nuevo Panamera, la berlina deportiva para cuatro ocupantes, Porsche Ibérica ya ha vendido 130 unidades.

El objetivo para 2017 es alcanzar los 450 coches, lo que supondría superar la mejor cifra de matriculaciones que ha tenido este modelo hasta el momento.

El 70 % de los Panamera se venderá con motorización gasolina (se incluyen los híbridos, que supondrán el 20 %, el doble que la generación anterior) y el 30 % restante con diésel.