Las Provincias

Nueva conducción para aguas residuales en Tabarca

La Junta de Gobierno Local dio el visto bueno municipal, ayer, al proyecto de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas, Epsar, de construcción de una conducción subterránea que traslade las aguas residuales de la isla de Tabarca hasta la estación depuradora de Santa Pola, para su tratamiento. Este proyecto acabará con los vertidos de aguas residuales al mar que hasta ahora se producían, dado que la isla solo contaba con una estación de pretratamiento.

El Ayuntamiento da el visto bueno al proyecto, valorado en 1,7 millones de euros, cede los terrenos necesarios y se compromete a realizar las gestiones que le competen. Solo realiza algunas recomendaciones a la Epsar, motivadas por las demandas de los vecinos, consistentes en que se extremen las medidas de desodorización y aislamiento acústico, que se eviten construcciones sobre rasante y que se estudie el traslado de la estación de pretratamiento fuera de la muralla.