Las Provincias

Marquesina de una parada de autobús de Alicante. :: a. d.
Marquesina de una parada de autobús de Alicante. :: a. d.

Movilidad saca a concurso el contrato por el que la han llevado ante los tribunales

  • Sale a licitación el servicio de publicidad en marquesinas con un canon de 210 euros por metro cuadrado, más del doble que el actual

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer, a propuesta de la Concejalía de Movilidad, sacar a concurso el servicio de instalación y mantenimiento de marquesinas, paneles y postes de las paradas transporte y explotación de la publicidad en las primeras. Sale con un precio de licitación de 210 euros por metro cuadrado y año, más del doble del que pagaba la concesionaria actual, que era de 95 euros.

Se trata de un servicio que llevaba más de un año caducado, desde agosto de 2015, y que se prestaba sin contrato desde entonces por la empresa a la que se le adjudicó en último lugar, El Mobiliario Urbano SLU. Una situación que motivó la presentación de un recurso contencioso-administrativo contra la Concejalía por parte de la Asociación Provincial de Empresarios de Publicidad Exterior.

En este recurso denunciaban que el servicio se está prestando de forma «ilegal». Se consideran perjudicados por esta situación porque no pueden optar a prestar este servicio y creen que beneficia a la empresa a la que se le adjudicó por última vez. Además entienden que el hecho de no sacarlo a concurso perjudicaba a las arcas municipales, que podrían cobrar un canon más elevado por el mismo, más adecuado a las actuales circunstancias de mercado.

Desde Movilidad argumentaron que el retraso se debía al intento de buscar nuevas fórmulas para este contrato, desde vincularlo a la prestación del servicio de alquiler de bicicletas, hasta incluir en él las marquesinas de las paradas de taxis, extremos que acabaron descartándose.

Cuando se presentó el recurso, Movilidad acababa de presentar en Contratación el pliego para sacarlo a licitación, algo que finalmente se aprobó ayer en Junta de Gobierno.

Tenían razón los empresarios que presentaron el contencioso, al menos en un extremo, y es en que el Ayuntamiento ha perdido dinero durante el año que el servicio se ha mantenido sin contrato. Y es que en la última prórroga se pactó un canon de 95 euros por metro cuadrado explotado y año, mientras que ahora se sube hasta los 210 euros ya de salida y se admiten proposiciones al alza, por lo que es de esperar que se incremente aún más.

Nuevos autobuses

Por otro lado, la Junta aprobó la puesta en marcha, en diciembre, de las nuevas líneas de autobús circular, 14A y 14B, la nocturna 03N y la mejora de la línea 27, que pasará por el polígono de Aguamarga. Cambios que supondrán una inversión total de algo más de 500.000 euros al año.