Las Provincias

El presupuesto sale adelante con el apoyo de C's y con críticas por no rebajar impuestos

fotogalería

El concejal Pablo Ruz se acerca al acabar el Pleno a la portavoz socialista para aclarar su intervención sobre el colegio Hispanidad. / M. SEGARRA

  • El tripartito defiende que las cuentas municipales son las «más sociales de la última década» y el PP las califica de «cerradas, opacas y pactadas»

No hubo sorpresas en el Pleno. Los presupuestos municipales para el 2017 salieron adelante ayer merced al apoyo de Ciudadanos (C's) y contaron con el voto en contra de los otros dos partidos de la oposición, PP e Ilicitanos por Elche, que criticaron al tripartito por no aprovechar la coyuntura económica para rebajar impuestos.

En la sesión, que duró cuatro horas, este último asunto centró buena parte del debate. La edil de Hacienda, Ana Arabia, fue la primera en tomar la palabra para defender el presupuesto que asciende a 171 millones de euros-, que definió como «solidario», y puso como ejemplo los 600.000 euros de ayudas al pago del IBI; «inversor», porque apuesta por la modernización de la ciudad y la recuperación de los espacios públicos, con una inversión global de 19,7 millones de euros, dijo; y «equilibrado», al atender, según manifestó, las necesidades de la ciudad y de las pedanías e impulsar el Camp d'Elx y los espacios naturales.

Además, valoró de forma positiva la decisión de Ciudadanos de apoyar las cuentas municipales, destacó que la situación financiera municipal está saneada y señaló que, desde que gobiernan, «la deuda se ha reducido un 30%». También incidió en el esfuerzo inversor en el área de Bienestar Social y comentó que su presupuesto aumenta un millón de euros. En este sentido, opinó que los presupuestos «son los más sociales de la última década».

Apostilló que «la solidaridad es compatible con una gestión responsable, que se puede invertir en una ciudad de progreso sin subir los impuestos» y, a la vez, reducir deuda. En este punto, criticó al anterior equipo de gobierno, del PP, porque «no bajaba impuestos y recortaba en servicios a los ciudadanos».

La respuesta desde la bancada de enfrente no tardó en llegar. El portavoz adjunto, Vicente Granero, hizo hincapié en que los presupuestos «saneados» con los que cuenta el tripartito, el índice de endeudamiento bajo y la posibilidad de autofinanciación, se deben a la gestión realizada por el PP en la anterior legislatura, en la que «se salvó al ayuntamiento de la quiebra».

Echó en cara al ejecutivo local que no haya reducido el IBI, «cuando en 2017 se recaudarán dos millones de euros más», y calificó el presupuesto de «cerrado, opaco y pactado», en referencia al apoyo de C's.

Además acusó al equipo de gobierno de aumentar las contrataciones municipales y «enchufismos» y advirtió de que el ejecutivo «aumenta los impuestos, derrocha personal y no prevé el futuro por falta del Plan General».

Polémica por el PGOU

Al respecto indicó que no se prevé ninguna partida destinada a la redacción de este último y aseguró que en la etapa de Alejandro Soler y Ángeles Candela se encargó un libro blanco para realizar el nuevo PGOU que costó 500.000 euros «y que dejaron sin pagar». La portavoz de Compromís, Mireia Mollà, quiso aclarar sobre la redacción del nuevo documento que «se puede elegir que lo haga una empresa, el modelo del PP, o los técnicos municipales, de forma que no es necesario presupuestar nada».

La intervención de Ilicitanos por Elche también fue en el mismo sentido. Criticó que el gobierno municipal no hubiera apostado por la bajada de impuestos como el IBI, después de que, «por primera vez en años, hubiera posibilidad para ello». En este caso también fue el portavoz adjunto, Fernando Durá, el que defendió la posición del partido, mientras que las portavoces de estos dos grupos de la oposición, Mercedes Alonso (PP) y Cristina Martínez (Ilicitanos) no tomaron la palabra durante el Pleno.

Sí lo hizo el portavoz de C's, David Caballero, quien destacó que su respaldo a los presupuestos se debió a que el tripartito aceptó 65 de sus 70 propuestas. No obstante, aseveró que será un «vigilante constante» de las acciones del gobierno.

El portavoz del partido de Elche, Jesús Pareja, también agradeció a esta formación su aportación «tremendamente valiosa. Acusó al PP de tener 9 concejales «y cero propuestas» para mejorar el presupuesto, una consideración que el tripartito hizo extensiva a Ilicitanos.

Por su parte, la portavoz de los socialistas, Patricia Macià, opinó que las nuevas cuentas «mejoran cualitativa y cuantitativamente los servicios de los ciudadanos», al tiempo que «no se pide un esfuerzo fiscal, ya que no hay aumento de impuestos, tasas y precios públicos».

En el turno de ruegos y preguntas, el concejal del PP Pablo Ruz se refirió a la polémica suscitada en torno a la circular del colegio Hispanidad sobre el belén y recriminó a Macià que le hiciera responsable de opiniones que otras personas vertieron en las redes sociales, así como que el asunto se abordara en una comparencia sobre la Junta de Gobierno.