Las Provincias

La revisión del PGOU contemplará suelo industrial y un nuevo colegio

El alcalde, Francisco Maciá, con los documentos del plan general en vigor.
El alcalde, Francisco Maciá, con los documentos del plan general en vigor. / J. A.
  • El Ayuntamiento cuenta con dos años para adaptar el planeamiento urbanístico a la nueva legislación valenciana

El equipo de gobierno tripartito tiene dos años para quitar el polvo al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y adecuarlo a las nuevas necesidades de planeamiento que requiere el municipio, además de adaptar el documento que debe regir el futuro desarrollo del municipio a la normativa autonómica que marca la Lotup (Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje).

El Consistorio callosino ha obtenido respuesta afirmativa de la Conselleria de Vertebración del Territorio para proceder a la revisión del documento de referencia del PGOU tras la contestación de la administración autonómica a principios de este mes a una petición cursada desde el Consistorio en agosto, por la que se solicitaba ampliar los plazos para revisar el PLan General. Con esa prórroga temporal trabajará el equipo de gobierno «y lo que vamos a hacer es adecuar este documento heredado del PP a la nueva realidad del municipio», precisó el alcalde, Francisco Maciá.

Esa puesta al día del documento urbanístico, según detalla el primer edil, da cabida «a una serie de supuestos que no estaban contemplados cuando se redactó», ni tampoco cuando en el 2012 se remitió el documento que ahora se quiere modificar. Así Maciá indica que una de las prioridades es encarar uno de los problemas que tiene el municipio, como dotarlo de suelo para actividades empresariales, sobre todo en lo que concierne a las naves ubicadas en el polígono industrial San Roque, en la salida hacia Catral, donde el diseminado de naves no cumple en muchas ocasiones con la legalidad «y queremos regularizar la situación». Maciá indicó a este respecto que es el área de mayor concentración fabril del municipio «pero no ha crecido con la coherencia necesaria, y es prioritario repensar este modelo para que las empresas puedan crecer o que vengan a instalarse más».

Al mismo tiempo que ese nuevo planeamiento debe contemplar una de las ideas del gobierno local como es el impulso a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) que abandera con otros municipios colindantes «porque si es una de las apuestas de la estrategia territorial de la Comunitat Valenciana nuestro plan general obviamente debe determinarla».

Otra de las cuestiones que se baraja desde el gobierno de coalición es lo que concierne al urbanismo residencial. Así el mandatario municipal detalló que el PGOU actual, que data del 2002, contempla reservas de suelo «para tener una población de 48.000 habitantes, pero el modelo por el que apostamos no es cuantitativo sino cualitativo, porque lo que defendemos no es que haya más suelo para urbanizar ya que de lo que se trata es de la redistribución de los sectores actuales y dar coherencia al crecimiento de la localidad en los próximos años».

Otra de las premisas tiene que ver con el tendido ferroviario que tradicionalmente parte el casco urbano en dos para el paso de los Cercanías «que en teoría debe desaparecer una vez que la línea de alta velocidad también dé cabida a este tipo de trenes según los proyectos del ministerio» por lo que consideran necesario desde el Consistorio tener claro el corredor existente entre el antiguo IES Vega Baja y el polideportivo. Asimismo en cuanto al nuevo trazado también se quiere incluir la nueva estación ubicada en la salida hacia Cox «donde queda por articular cómo va a quedar su engarce con el casco urbano, con viales y otra serie de servicios que serán necesarios en el futuro porque ahora es suelo rústico, con una estación alejada del centro y en mitad de la nada».

El último eje de la revisión es poder contar con suelo dotacional para levantar un nuevo colegio, otra de las demandas del Consistorio al Consell, «ya que ahora nuestras infraestructuras educativas están al máximo de capacidad e igualmente se requiere ver cuál es el mejor emplazamiento para a medio plazo contar con un nuevo centro», indicó el primer edil.