Las Provincias

CRÍTICA DE CINE

Epistolario de enredos amorosos

La producción literaria de la novelista Jane Austen ha proporcionado al cine excelentes películas cuya temática se centra en la aristocracia inglesa de finales del siglo XVIII. Las versiones cinematográficas que aportaron Ang Lee con 'Sentido y sensibilidad' y Joe Wright con 'Orgullo y prejuicio' establecen la temática que le interesaba a la escritora inglesa, caracterizada por la ironía con la que retrataba a la novela romántica, revelando la necesidad de salir adelante de algunas familias acomodadas mediante el concierto de matrimonios de conveniencia.

A partir de una novela corta, 'Lady Susan', escrita a partir de cartas enviadas entre sí por los personajes que aparecen en el relato, Whit Stillman, un realizador no demasiado prolífico, ha ideado una película en la que priman los diálogos sobre otra consideración. Charlas que no son otra cosa que chismorreos y cotilleos sin ningún interés. Mientras, se pasean por los jardines de las grandes mansiones, pasan largas temporadas invitados por parientes, lucen magníficos trajes e hilvanan maquinaciones amorosas, intentando matrimonios fructíferos que permitan mantenerles en su actual status.

No es 'Amor y amistad' una comedia romántica tan saludable como las que hemos nombrado en un principio. Siendo una novela primeriza de Jane Austen le falta mayor capacidad cáustica y eso se traslada al guión escrito por Stillman que no consigue momentos brillantes. Solamente cuando ridiculiza al pretendiente no deseado por la hija de lady Susan, presentado como un tarugo (brillantes las escenas de los guisantes y la referencia a los diez-doce mandamientos), la cinta adquiere algo de frescura.

Por otra parte, la presencia de tantos personajes, idas y venidas de los mismos, consideramos que despistará bastante a los espectadores que no lograran encajar tantas entradas y salidas en un relato que, como se ha dicho, contiene largas conversaciones que no dicen nada sugestivo. Al menos es la sensación que hemos experimentado.

La trama se reduce a un apaño matrimonial que, finalmente, encontrará su cauce inesperado. Madre, lady Susan, e hija, Frederica, encontraran al hombre adecuado frente a las habladurías de unos y otros.

Tom Bennett incorpora al atolondrado aristócrata al que Lady Susan, un buen papel para Kate Beckinsale, alejada de sus horrendos trabajos en la saga 'Underworld', pretende emparejar con su hija Frederica. No revelaremos los cambios inesperados que se producen en este poco certero trabajo de Stillman que gustara más por los ambientes sociales que retrata que por lo que se argumenta en este breve, y ello es un acierto, relato epistolar de cortos vuelos.