Las Provincias

Les Corts piden al Consell que declare la Semana Santa como BIC inmaterial

  • Luis Barcala, señaló que «al hecho religioso se suma lo tradicional y lo cultural y, con todo ello, un evidente patrimonio de Alicante que requiere de un especial régimen de protección y reconocimiento»

Les Corts Valencianes han aprobado esta semana en la Comisión de Cultura solicitar al Consell que declare Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) de la Comunitat Valenciana la Semana Santa de Alicante, tras una iniciativa presentada por el Grupo Parlamentario Popular. La diputada popular Elisa Díaz defendió que la Semana Santa alicantina, «además de por todo el aspecto cultural que desarrolla para la ciudad», realiza «una gran labor de promoción para Alicante y sus tradiciones, por lo que atrae cada vez a más turistas».

La iniciativa presentada por el Partido Popular, a petición de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Alicante, contó con el apoyo de los distintos grupos con representación en la Cámara autonómica, menos con el de Podemos que se abstuvo en la votación.

Díaz destacó y agradeció «el trabajo desinteresado de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías y a todos los hermanos y cofrades en la persona de su presidente», Alberto Payá. Destacó «su profunda implicación y trabajo desinteresado por el fomento de la cultura y la promoción de la ciudad de Alicante».

En este sentido, el portavoz del grupo municipal popular, Luis Barcala, señaló que «al hecho religioso se suma lo tradicional y lo cultural y, con todo ello, un evidente patrimonio de Alicante que requiere de un especial régimen de protección y reconocimiento». El dirigente del PP subrayó que «año tras año podemos comprobar como se incrementa el número de personas que acude en esas fechas a nuestra ciudad, para asistir a unas celebraciones cada vez más cuidadas».

«La aprobación de esta proposición es, a juicio del grupo popular, de máximo interés para el desarrollo futuro de la Semana Santa alicantina, y está en nuestro ánimo apoyar a los más de 8.600 cofrades para que el Consell realice los trámites oportunos para que dicha declaración, sea efectiva en el menor plazo posible», explicó la parlamentaria popular Elisa Díaz.