Las Provincias

Compromís insta al PP a dejar atrás «su pasado franquista»

Castillo, De España y Barcala, el jueves en el Pleno.
Castillo, De España y Barcala, el jueves en el Pleno. / Á. Domínguez
  • El portavoz de la formación nacionalista, Ismael Vicedo, solicita a Barcala que retire el recurso contra el cambio de nombre las calles

El portavoz de Compromís per Alacant, Ismael Vicedo, exige al PP la retirada del recurso contra la democratización del callejero y les insta a «abandonar su pasado franquista e incorporarse plenamente a la democracia».

La coalición considera que el recurso contencioso-administrativo presentado el viernes contra el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local por el que se aprobaba el cambio de nombre de 45 calles franquistas, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, es «una excusa a la que el PP se aferra para intentar evitar el cumplimiento de una ley en la que nunca han creído: en 30 años siempre encuentran alguna excusa para mantener la memoria al franquismo en las calles de Alicante».

Esta «negativa» del PP a cumplir con la Ley de Memoria Histórica, entienden desde Compromís, «ha quedado también retratada» con su decisión en el Pleno del pasado jueves, de no apoyar la revocación de los honores y distinciones a Franco, a Fernando Suárez (Conde de Vallellano), a la División Azul, al cónsul alemán del gobierno de Hitler, al vicealmirante de la armada de Hitler y la Centuria Falange Española. Los populares se excusaron en que su voto afirmativo podría utilizarse contra el recurso que presentarían ante el juzgado al día siguiente.

Pero a Compromís no le convencen estas explicaciones y se pregunta «si esta resistencia del PP a eliminar el recuerdo del franquismo de nuestras calles se debe a que sienten añoranza de un régimen dictatorial que fue cruel, duro e inhumano». Acusan a los populares de buscar «algunos resortes para tratar de impedir vivir en un estado de democracia plena», apunta Vicedo.

Ante esta situación, el portavoz de Compromís per Alacant invita al grupo popular a retirar el recurso contencioso-administrativo que cree que «no tiene ningún recorrido ni posibilidad de prosperar». El PP basa su recurso en que fue la Junta de Gobierno Local, y no el Pleno, el órgano que aprobó el cambio de las calles. También argumentan los populares que el Ayuntamiento se extralimitó en algunas modificaciones, caso de Calvo Sotelo, porque su figura no entra en los casos que atañen a la Ley de Memoria Histórica, al no estar vinculado con la Guerra Civil ni la dictadura franquista.