Las Provincias

La 'brecha digital' amenaza el calzado

Un trabajador en la empresa ilicitana Wonders el pasado martes, día en que el conseller de Industria visitó sus dependencias.
Un trabajador en la empresa ilicitana Wonders el pasado martes, día en que el conseller de Industria visitó sus dependencias. / Matías Segarra
  • La patronal FICE pone en marcha un programa para ayudar a la transformación tecnológica de las pymes

  • «Las empresas que no se suban a este tren y adapten sus modelos de gestión y producción se quedarán fuera del mercado», advierte el presidente, José Monzonís

Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación están al alcance de un mayor número de personas cada día, y más presentes en todos los ámbitos de la actividad humana. Sin embargo, buena parte de la población sigue ajena a este mundo y los expertos alertan de que cada día aumenta la 'brecha digital' entre unos y otros, de forma de para este último grupo se irá haciendo cada vez más complicado incorporarse al primero a medida que pasa el tiempo, hasta quedar descolgados.

Esos mismos principios sirven para el mundo de los negocios. Con el fin de contribuir a cerrar o disminuir la brecha digital en el sector del calzado, la patronal sectorial FICE ha puesto en marcha, en línea con los postulados de la confederación empresarial CEOE, un programa para ayudar a sus asociados en este proceso. Así, el próximo martes, en el Vivero de Empresas de Elche de la sede de la Cámara de Comercio en Elche Parque Empresarial, se desarrollará la jornada 'Huellas Digitales', en la que se presentará su Programa de Transformación Digital para las empresas de calzado.

Se trata de un programa desarrollado por el Instituto de Economía Digital (Icemd), de ESIC Business School, mediante el que FICE pretende facilitar a las pymes el acceso a conocimientos y tutorización profesionales para desarrollar un proyecto piloto de transformación digital de su negocio de acuerdo con sus necesidades.

Según destaca el presidente ejecutivo de FICE, José Monzonís, esta iniciativa «no está concebida como un programa propiamente de formación», sino como «refuerzo para la transformación digital» de los procesos de negocio en las empresas de moda del calzado, con el fin de «ganar en competitividad, posicionamiento estratégico, y crecimiento empresarial en ventas». La presentación va dirigida a gerentes, directivos y empleados con responsabilidades en gestión, revisión del modelo de negocio, y funciones de marketing, clientes y ventas.

Monzonís indica que este proceso de transformación digital «ya se está produciendo en las empresas líderes del sector», pero «hay dificultades para que estos procesos acaben calando en el resto del sector». El presidente reconoce que «cada vez es mayor la polarización entre las marcas punteras y sus seguidoras, y las que tienen problemas para subirse al tren. Pero quien no lo consiga puede quedarse fuera del mercado», advierte.

Desde la federación zapatera y las asociaciones regionales como la valenciana Avecal, «tratamos de apoyar a esas pymes para que no se queden rezagadas», facilitándoles el acceso a la tecnología digital para que «puedan acelerar su transformación del modelo de negocio». Un cambio profundo que abarca no solo canales de venta 'online' para el consumidor final, sino también el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación para la propia gestión empresarial y la relación con proveedores y clientes.

Acelerar el proceso

Sólo un 33% de las empresas españolas de calzado utilizaron el canal 'online' para ventas en 2015. Así se desprende del último panel del Observatorio de Mercado, realizado por el instituto tecnológico Inescop en colaboración con FICE, de una muestra de medio millar de compañías. «Todavía hay un 67% que no se están subiendo al tren de la transformación digital de sus negocios, y eso es mucho», matiza Monzonís.

Recalca el presidente que «el consumidor se vuelve cada vez más digital», por lo que es «imprescindible que las empresas de Moda Calzado españolas profundicen en sus procesos de transformación digital del negocio con celeridad». De hecho, tal y como se desprende del informe elaborado por el Observatorio de Mercado, las empresas con mejores expectativas de venta suelen tener como elementos comunes su posicionamiento en tiendas propias y en el canal 'online'.

Alrededor de un 60% de las empresas que usaron el canal 'online' en 2015 incrementaron sus ventas con respecto al año anterior. Y más del 70% mostraban su convencimiento de que en 2016 iban a seguir incrementándolas. Indica Monzonís que el uso de internet ofrece importantes ventajas para las pymes, «pues ayuda a reducir las barreras de penetración en nuevos mercados».

Según el mismo informe, entre las empresas de calzado que vendieron 'online' en 2015, un 45% lo hicieron sólo a través de su propio canal, un 25% recurrió a un tercero, y finalmente, un 30% lo hicieron por ambos. Estos datos demuestran que «las empresas de calzado prefieren disponer de sus propias plataformas 'online' B2C [del negocio al consumidor], aunque diversifiquen hacia plataformas de terceros como Amazon», añade.

El programa 'Huellas Digitales' escogerá a una veintena de empresa del grupo más expuesto a quedarse descolgado para trabajar con ellas en cuatro líneas básicas: dirección y gestión digital, marketing digital, comercio electrónico, y gestión con clientes. Esta línea de trabajo se complementa con otras iniciativas que impulsan FICE e Inescop para transformar el sistema productivo (por ejemplo, con la incorporación de la robótica), dentro de lo que se denomina la 'fábrica 4.0'.

El objetivo es proporcionar apoyo, información y tutorización a pymes que, por figurar en el grupo de cabeza o no estar vinculadas a alguna de esas empresas, tengan interés en la transformación tecnológica. «La brecha digital es uno de los grandes riesgos que tiene el sector, aunque no es algo exclusivo del calzado. Tenemos que ser capaces entre todos de que esa brecha no se agrande en los próximos años, sino que se cierre o sea lo más pequeña posible», apunta Monzonís.