Las Provincias

Apanee muestra la falta de accesibilidad de numerosos puntos de la ciudad

Asistentes ayer al 'Paseo por la jungla' de Apanee.
Asistentes ayer al 'Paseo por la jungla' de Apanee. / C. M. A.
  • El llamado 'Paseo por la Jungla' recorre diversas calles del centro en busca de concienciación con las dificultades de quienes tienen movilidad reducida

El ya tradicional 'Paseo por la Jungla' que cada año organiza la Asociación de Padres de Alumnos con Necesidades Educativas Especiales de Torrevieja (Apanee), puso en la mañana de ayer una vez más como ejemplo la necesidad de contar con una ciudad mucho más accesible y comprometida con las personas que tienen movilidad reducida o algún tipo de discapacidad. La marcha callejera se inició en la puerta del Ayuntamiento y fueron muchas las personas que la secundaron, entre alumnos de la asociación, muchos de ellos en sillas de ruedas; padres, simpatizantes, colaboradores de la entidad organizadora y también representantes de la política local, entre los que se encontraba el alcalde, José Manuel Dolón y ediles del PP. Como en otras ocasiones contaron con los sones de la banda de tambores y cornetas de la Cofradía de San Juan Evangelista, quienes pusieron el ambiente festivo en este fin de semana previo al desarrollo de los actos de las celebraciones patronales de La Purísima.

Siguiendo a las dos pancartas que encabezaron la concentración, en una de las cuales podía leerse «Añade sonrisas y elimina barreras», todos los participantes quisieron extender la concienciación al resto de la sociedad de la necesidad de un entorno urbano dotado de una mayor accesibilidad, así como lograr un mayor compromiso para no entorpecer los pasos adaptados de las aceras, los aparcamientos reservados para minusválidos, y que todos los establecimientos públicos se muestren más sensibilizados para poder dar acceso a las personas sin distinción de capacidades. Los muchos participantes en la marcha, realizaron el recorrido por el centro de durante algo más de una hora y al contrario que en ocasiones anteriores, no fue necesario llamar la atención a los vehículos que hace unos pocos años entorpecían el paso de sillas de ruedas y otras señalizaciones similares. También hubo quien de forma voluntaria quiso vivir la experiencia de realizar el recorrido en una silla de ruedas para ponerse en la piel de los que tienen que discurrir necesariamente con ellas.

El sonido de los tambores y las cornetas fue todo un reclamo para que algunas personas salieran a la calle y decidieran unirse a la marcha. Así pues se cumplieron los objetivos de esta convocatoria que felizmente ha visto con el paso de los años, como se han superado muchas de las barreras que parecían insalvables, pero siguieron apuntando a una necesidad de mejora y ampliar la accesibilidad hasta llegar a una igualdad total.

Apanee, entidad presidida por Isis Albaladejo, aglutina en la actualidad a sesenta alumnos que presentan distintas dificultades, como síndrome down, discapacidades intelectuales, físicas y otras. El colectivo cuenta para la atención de todos ellos, con diferentes especialistas, terapeutas y personal médico que se emplea a fondo en realizar una atención personalizada, en el mejor de los casos una vez por semana, pero los hay que necesitan de una mayor frecuencia, hasta dos y tres veces por semana. La asociación vive en una movilización constante para poder ofrecer una mayor calidad de vida a cuantos acuden a sus servicios y también empleando novedosas terapias como algunas relacionadas con los animales. Tienen por delante nuevos proyectos que conseguirán, pues todos sus componentes demuestran que el desaliento no está entre sus planes.