Las Provincias

Gabriel Echávarri exigirá a los centros comerciales menos de 11 festivos

  • El alcalde endurece sus condiciones para acordar con las grandes superficies la libertad horaria, a las que acusa de actuar con «mala fe»

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, se ha puesto ya en modo negociación con las grandes superficies después de salvar por goleada el 'match ball' de la moción de Ciudadanos del Pleno. El regidor se mostró ayer muy molesto con los representantes de los centros comerciales por haber aplazado 'sine die' la reunión que iban a mantener para negociar la libertad de apertura. Y ha tomado represalias: anunció que exigirá que la plantilla de estos centros trabaje menos de once festivos al año, una cantidad que pactó con El Corte Inglés para la ZGAT de la avenida Maisonnave.

Endurecerá la negociación con los tres centros ganadores del recurso contra la ZGAT (Gran Vía, Plaza Mar y Puerta de Alicante) porque el equipo de gobierno se ha sentido «engañado» porque «habíamos quedado para negociar de buena fe y evitar los recursos y cancelan una cita esperando ganar en fase política». Todo ello cuando se reúnan porque todavía no está claro: «Vamos a ver con qué talante vienen, si vienen porque a lo mejor no tienen interés», manifestó.

Es la respuesta del alcalde al aplazamiento de la reunión que los centros comerciales habían solicitado y que pidieron aplazar. Entiende el regidor que fue tras hacerse pública la moción de Ciudadanos sobre la libertad horaria porque «confiaban en ganar el recurso por la vía política» la libertad comercial.

Dejó caer que el grupo municipal de Ciudadanos se reunió con los centros comerciales antes de presentar esta moción. «Ellos representan a toda la ciudad de Alicante, no a tres centros comerciales», resaltó.

Echávarri tildó de «irresponsabilidad» la iniciativa que planteó en el Pleno la portavoz de la formación naranja, Yaneth Giraldo, para pedir a la Generalitat que modificase el modelo de la ZGAT, que fue rechazada por el resto de miembros de la Corporación. Puntualizó que la retirada del recurso «no les impide recurrir la parte de la indemnización o interponer una demanda por responsabilidad patrimonial de la administración, tienen un año para ponerla».

Preguntado por si creía que el rechazo del Pleno podía afectar a un posible acuerdo para cerrar los presupuestos para 2017, redujo su tono crítico con la formación naranja: «Espero que tengan la altura política y la altura de miras suficiente para saber que en un Pleno ganas y pierdes cosas y al día siguiente el sol sale y la vida sigue».

La portavoz de C's, Yaneth Giraldo, consideró que Echávarri «debe hacer un análisis de conciencia y un ejercicio de coherencia sobre la liberalización de las aperturas comerciales, un tema que apoyó fervientemente en un pleno hace meses aunque le saliera el tiro por la culata por la alianza en contra de sus socios de gobierno, Guanyar y Compromís, y el PP».

Insistió en que no hace falta presentar el recurso para negociar la renuncia a la indemnización y señaló que le preocupan «las complicidades del PSOE y del PP con el área de Maisonnave» y la «defensa cerrada que hizo de Echávarri» el portavoz popular, Luis Barcala. De quien llegó a decir que es «más comunista que Miguel Ángel Pavón».