Las Provincias

Las catas del Mercado, bajo vigilancia

fotogalería

Una de las cámaras instaladas para seguir las catas en la planta baja del Mercado Central, que ya se está desescombrando. / Matías Segarra

  • La mitad de las cámaras web que permitirán seguir en directo las excavaciones están instaladas y en pruebas

  • La empresa ultima los trabajos de derribo y limpieza en la planta baja del edificio y se prepara para iniciar la búsqueda de restos arqueológicos

Tres de las seis cámaras web que permitirán seguir en directo las catas arqueológicas en la planta baja del Mercado Central ya se encuentran instaladas y en pruebas. En los próximos días, la empresa adjudicataria colocará las que faltan en otros puntos estratégicos para que empiecen a emitir en el canal YouTube, a través de un enlace de la página del Ayuntamiento, en cuanto comiencen las excavaciones.

Según indicó ayer la portavoz del equipo de gobierno, Patricia Macià, los trabajos de desescombro y limpieza por parte de la firma, Aparcisa, tras el derribo de los antiguos puestos en esa zona, se están ultimando y la previsión es que finalicen pasado mañana. El procedimiento entonces será solicitar el permiso oportuno a la Conselleria de Cultura para que los arqueólogos de Alebus, contratados por la firma que realizará el proyecto del Mercado, puedan comenzar las catas. Un trámite que, tal y como reseñó la edil, será rápido, puesto que ya existe una autorización previa por parte del departamento autonómico.

Cabe recordar que esta iniciativa partió del acuerdo alcanzado hace quince días entre el Ayuntamiento y la citada empresa para dar «la mayor transparencia posible», según indicaron, a los trabajos que se van a acometer en el interior del inmueble y que afectarán a toda la superficie, incluido el perímetro del edificio.

La intención es «hacer públicas» las excavaciones y que cualquier ciudadano pueda conocer el estado de las mismas en cualquier momento. La búsqueda de restos de relevancia patrimonial comenzará en la parte oeste del edificio, junto a los actuales baños árabes, tal y como anunciaron desde Aparcisa en su día.

Las cámaras web, adquiridas por Aparcisa, son del mismo tipo que las colocadas en algunos edificios públicos, como las que se encuentran en el Palacio de Altamira. Mientras tanto, los placeros que quedan en el edificio continúan su actividad en el primer piso, donde fueron realojados hace dos semanas los seis que ocupaban aún la planta baja. Estos últimos están satisfechos con su nuevo emplazamiento, ya que se han situado en la zona de entrada por la Plaza de las Flores, lo que da mayor visibilidad a sus puestos.

Apoyo al colegio Hispanidad

Al margen de este asunto, Macià se refirió a la polémica suscitada en redes sociales por una circular del colegio público La Hispanidad, en la que solicitaba que los alumnos de 3 años no llevaran adornos religiosos para la decoración navideña de las aulas. Maciá criticó los insultos vertidos en estas redes hacia las docentes de ese curso de Infantil, que han provocado la baja de una de ellas, y aseguró que el documento se envía a los padres desde hace más de ocho años «sin ningún problema y forma parte del proyecto educativo navideño al ser un colegio laico».

Sobre los acuerdos tratados en la Junta de Gobierno Local de ayer, hizo referencia a la aprobación de los pliegos para la prestación del servicio de recogida de ropa usada en el término municipal. Comentó que el contrato con la actual empresa está a punto de vencer, por lo que se volverá a sacar a concurso.

La puesta en marcha de este servicio, dijo, no supone un gasto para las arcas públicas, sino un ingreso, puesto que la entidad elegida, como hasta ahora, será la que instale los contenedores y pague al consistorio.

Asimismo indicó que en la reunión se concedieron varias licencias de obras, entre ellas una para la construcción de 21 viviendas. En este sentido, recalcó «el despegue» del sector, ya que las peticiones para estos permisos al Ayuntamiento van en aumento.

Respecto a las actividades relacionadas con la Navidad, anunció que el próximo 17 de diciembre tendrá lugar un concierto en la Glorieta a cargo de Camerata Numen, a las 17.30. Además, un día antes se inaugurará el Mercadillo de Navidad en este mismo espacio público, donde permanecerá instalado hasta el 7 de enero. También se dio el visto bueno a las campañas que, con motivo de las fiestas, llevarán a cabo los comercios de las calles peatonales Obispo Tormo, Hospital y Troneta.

Temas