Las Provincias

La ubicación de la playa de perros se elegirá mediante consulta popular

Concejales y público durante la sesión plenaria de ayer.
Concejales y público durante la sesión plenaria de ayer. / C. M. A.
  • La edil de Urbanismo retira del Pleno la aprobación de un plan urbanístico en la zona de la Torre del Moro

Sin sorpresas y dentro de las previsiones. Así fue el Pleno ordinario que la Corporación torrevejense celebró ayer tarde, en el que se respiró un clima de entendimiento y diálogo entre todas las fuerzas políticas. Ejemplo de ello fue la aprobación definitiva de la modificación de la Ordenanza de Uso, Seguridad y Conservación de las Playas y Litoral Municipales, que después de un largo proceso de tramitación y la generación de algunas confrontaciones logró un consenso total al ser aprobada por unanimidad. De esta forma la citada ordenanza ya refleja la posibilidad de que el municipio cuente con una zona litoral que pueda ser usada por mascotas, generalmente perros, con lo que Torrevieja, como apuntó el concejal de Playas, Javier Manzanares, se convierte en el primer municipio costero de la comarca y en uno de los pocos de la provincia que contará con esta dotación, dentro de las 58 espacios de costa que en toda España tienen este mismo tratamiento. Manzanares, que ya había dado cuenta hace unos días del acuerdo alcanzado con todos los grupos de la oposición, después de que en la preceptiva Comisión Informativa hubiera una disparidad de criterios, argumentó que la creación de la playa para perros «es un derecho para sus propietarios», y se mostró convencido que la creación en Torrevieja será un atractivo más para turistas, «muchos de los cuales ya no quieren viajar sin sus perros».

El acuerdo logrado entre gobierno y oposición contempla por primera vez que los torrevejenses puedan participar en una consulta popular que tendrá carácter vinculante para elegir, mediante votación con arreglo al vigente censo electoral, la zona en cuestión entre cinco playas propuestas por el gobierno municipal y una más que fue aportada por el grupo del Partido Popular. Precisamente el edil que intervino de éste último grupo, Luis María Pizana, recordó la puerta a la participación popular que se abre con este acuerdo y dijo que en este caso «es un completo acierto que se dé a los ciudadanos la posibilidad de que elijan». También la portavoz del grupo de Ciudadanos, Pilar Gómez Magán se mostró totalmente a favor, y señaló que la ubicación para una playa para perros «es algo que llevábamos en nuestro programa electoral porque fueron muchos los ciudadanos que nos lo pidieron», y destacó que el resultado de la votación será determinante para la elección del lugar. Igualmente celebró el acuerdo el portavoz de Sueña Torrevieja, Pablo Samper, quien quiso aclarar que su grupo «nunca se ha planteado bloquear esta posibilidad» y resaltó las formas con que se ha llegado al consenso dentro de «un diálogo que es la base de la democracia». Por su parte el portavoz de Izquierda Unida, Víctor Ferrández, edil de Participación Ciudadana que será el encargado que organizar la consulta, felicitó por su gestión al edil de Playas.

La sesión plenaria solamente se salió del guión en el punto en el que se iba a someter a aprobación un programa de urbanización en el enclave 5, cercano a la zona litoral de la Torre del Moro, que contiene la ordenación de unos terrenos de cerca de 18.000 metros cuadrados de uso residencial en dos plantas de altura máxima. La edil de Urbanismo, Fanny Serrano anunció que retiraba el punto del orden del día ya que como concejala de Medio Ambiente, daba prioridad a la necesidad de contar con un informe del Servicio de Flora de la Generalitat Valenciana, por la existencia en la zona de la especie 'Jarilla cabeza de gato', que precisamente está siendo objeto de una replantación como especie autóctona de la zona, por parte del Departamento Municipal de Medio Ambiente.