Las Provincias

Retiran los honores a Franco con la abstención del PP

El otorgamiento y retirada de honores o respetos fue ayer nuevo caballo de batalla de la Corporación municipal, en dos sentidos muy distintos. No lograron ponerse todos de acuerdo para guardar un minuto de silencio en memoria de Rita Barberá y tampoco para quitarle los honores de la ciudad al dictador Francisco Franco. Dos puntos que parecía lógico que no despertasen polémica.

En el minuto de silencio, fue el grupo Guanyar al completo el que se ausentó. En el caso de los honores a Franco, fue el PP el que decidió abstenerse.

Se debatía la retirada al dictador de los títulos de Alcalde Perpetuo, Hijo Adoptivo y Medalla de Oro de la ciudad, junto con los honores a otros personajes del franquismo.

En el caso de Franco, se da la circunstancia de que el Pleno ya aprobó esta retirada en 2009, a petición del PSOE y con los votos a favor del PP. Sin embargo, la Concejalía de Memoria Histórica señaló que ha comprobado que no se llegó a tramitar administrativamente. Por ello se volvió a llevar ayer el asunto a Pleno. Todos estuvieron de acuerdo, en principio, con la medida. Sin embargo, pese a manifestar su apoyo, el PP decidió abstenerse en la votación. Lo hizo, explicó, porque apoyarla limitaría sus opciones de impugnar todos los acuerdos de la Comisión de Memoria Histórica, entre los que se incluye éste, pero también el cambio de nombre de calles, con el que no están conformes.

Estos acuerdos fueron puestos en entredicho también por C's en un ruego en el que pidieron al tripartito que los dejase sin efecto y los volviese a tramitar, con mayor participación pública. Algo que se le denegó.