Las Provincias

fotogalería

María José Molina toma posesión como nueva concejal de C's en sustitución de Cifuentes. / Á. D.

C's se queda solo en su defensa de ampliación de la libertad horaria

  • El tripartito defiende el recurso como arma para poder negociar con los centros comerciales y todos los grupos acusan a C's de «irresponsable» por intentar «boicotearla»

El Ayuntamiento mantiene intacta su intención de presentar el recurso contra la sentencia que le insta a incorporar a los centros comerciales de la ciudad a la Zona de Gran Afluencia Turística, ZGAT y, por tanto, a permitirles abrir en festivos.

Todos los grupos municipales rechazaron ayer la declaración institucional de C's en la que pedía que se acatase la sentencia y que se tramitase una ZGAT para toda la ciudad. Entre acusaciones de «irresponsabilidad» por «boicotear» la negociación y críticas por la «chapuza» de la declaración institucional presentada, al final C's acabó, una vez más, vapuleado por todos los grupos.

El alcalde, Gabriel Echávarri, y el portavoz del PP, Luis Barcala, fueron especialmente duros con la formación naranja. Coincidieron en resaltar que aceptar su propuesta significaría dejar sin armas al Ayuntamiento para negociar con los centros comerciales y les daría, además, pie a reclamar aún así la indemnización.

La portavoz de C's, Yaneth Giraldo, basó la defensa de la declaración institucional en que el Ayuntamiento «no puede seguir haciendo trajes a medida y potenciando situaciones de desigualdad entre los operadores comerciales». Y alegó que el recurso da pie a los centros comerciales a reclamar una indemnización que puede ser millonaria.

El alcalde y concejal de Comercio comenzó por criticar que el planteamiento de la propuesta era «defectuoso» y que su contenido estaba plagado de «falacias que caen por su propio peso». Negó que renunciar al recurso implique que los centros renuncien a las indemnizaciones. «¿Se lo han dicho a ustedes? Porque a mí me cancelaron la reunión a expensas de que esto saliera adelante y yo no tuviera más recorrido», señaló.

Defendió que, recurriendo, «conseguimos poder seguir negociando que no pidan indemnización, la conciliación, o que apoyen al comercio con acciones promocionales o inversiones». Sin embargo, dijo, «su iniciativa limita la capacidad de negociación del Ayuntamiento y queremos seguir negociando, no quedarnos expuestos». Calificó la declaración de «irresponsable».

El mismo adjetivo que empleó el portavoz del PP, Luis Barcala, que además les acusó de «oportunistas» y de presentar «una chapuza» de declaración. «Dejar al pie de los caballos al señor alcalde, que tiene que negociar, es de suma irresponsabilidad y puede tener graves consecuencias. Si la iniciativa si prosperase, los centros comerciales es evidente que se van a negar a cualquier tipo de acuerdo», lamentó.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, les culpó de tener un único modelo: «que el mercado lo regule todo» y el de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, calificó la propuesta de «despropósito» y volvió a manifestarse en contra de la libertad de horarios total.

Los dos concejales no adscritos tampoco arroparon a C's. Nerea Belmonte, que a principios de la semana pensaba abstenerse, votó en contra. Habló de la necesidad de dialogar y ampliar el debate a toda la ciudadanía.

Fernando Sepulcre recordó que C's, su antiguo grupo, «ha cambiado tres veces de sentido de la votación» en esta materia. Abogó por intentar llegar a un acuerdo para la conciliación, creación de empleos y dar facilidades al comercio de proximidad.

Del resto de puntos que se abordaron en el Pleno destacó la toma de posesión de la concejal de C's María José Molina, en sustitución de José Luis Cifuentes.

También la aprobación por todos, excepto Sepulcre, de la nueva ordenanza de limpieza, que incrementa las multas por faltas como no recoger los excrementos de los perros o tirar la basura fuera del contenedor o a deshoras, hasta los 750 euros.

Urbanismo anunció, a raíz de una pregunta del PP, que invertirá 14.000 euros en mejoras en el número 14 de la calle Arcipreste de Hita, en Juan XXIII, en muy mal estado.