Las Provincias

Un Pleno de 'calentamiento' antes del de presupuestos aprueba pagar Xarxa Llibres

fotogalería

Estudiantes de Ciencias Políticas de la UMH ayer, como público en el Pleno. / Alberto Aragón

  • El PP da el visto bueno en solitario a una transferencia de créditos para pagar los seguros sociales de la plantilla de aseo urbano

Otra vez con marcado carácter económico se desarrolló ayer el Pleno del Ayuntamiento correspondiente al mes de noviembre, una sesión ordinaria que prácticamente sirvió como calentamiento para el plato fuerte de esta semana, el Pleno extraordinario de presupuestos que de nuevo reunirá a la Corporación esta mañana. Será bien temprano, a partir de las ocho en la zona noble del Palacio del Marqués de Arneva, para debatir el proyecto que el equipo de gobierno del PP plantea prácticamente a año vencido, lo que ha generado las críticas de la oposición, y que pretende poner los números en orden de cara a la elaboración del documento presupuestario del 2017. Sobre este último el concejal de Hacienda ya ha manifestado que quiere sacarlo cuanto antes, y Ciudadanos ya ha puesto fecha, el último día de febrero, para su aprobación inicial puesto que de ello dependerá que el grupo que lidera Juan Ignacio López-Bas aporte el sustento que ha prestado hasta ahora a los populares.

El orden del día contó con varios asuntos económicos entre los que destacó, por lo tardío, la llegada al Pleno del expediente de modificación de créditos necesario para que las 4.029 familias que han solicitado su adhesión al programa Xarxa Llibres de la Generalitat puedan cobrar las subvenciones que les corresponden por la compra de los textos no de este curso, sino del pasado. De nuevo se generó un debate en torno a la gestión que desde la Concejalía de Educación y el PP en general se ha hecho de este programa, y otra vez se acusó al equipo de gobierno de pretender boicotear una ayuda beneficiosa para el bolsillo de los oriolanos. El concejal de Hacienda hizo el relato de los hechos y admitió que fue en diciembre del año pasado cuando la Generalitat ingresó la cantidad que le correspondía, y después se echó en cara desde el PSOE que el Ayuntamiento haya ido apurando plazos bien para presentar documentación o bien para tramitar las ayudas hasta llegar a este punto. Carolina Gracia reprochó que el pago se vaya a ir a Navidad. A cuenta de si se hacía o no segunda intervención llegó el primer choque entre gobierno y oposición de la sesión, y finalmente el punto se aprobó por unanimidad para pasar al que generó más debate de todos los planteados ayer, referente a la transferencia de créditos del área de Aseo Urbano a la de Personal para abonar la parte que falta en el Capítulo I para el pago de seguros sociales, 570.000 euros que corresponden a la seguridad social de los empleados de la recogida de basura y limpieza viaria que han pasado a formar parte del capítulo de Personal del presupuesto este año. Aunque ese pago quedará resuelto en el presupuesto 2016, siempre y cuando entre en vigor como máximo el 31 de diciembre, el PP quiso curarse en salud y realizar la transferencia de crédito por lo que pueda pasar. Y de nuevo el debate presupuestario se coló en la sesión con argumentos que con toda probabilidad se repetirán en la mañana de hoy. El portavoz de Cambiemos, Karlos Bernabé, defendió que en la comisión no se dejó claro en ningún momento a cuánto tiempo correspondían los seguros que se pagan con esa cantidad ni tampoco por qué en otras ocasiones no ha sido necesario realizar modificaciones de ese tipo y ahora si, reconociendo que se han pagado horas y pagas extra al personal que quedaban pendientes. De hecho Bernabé dijo que su grupo no pretende bloquear nada que pueda ser positivo, «pero en esta modificación las cifras no nos cuadran». Ciudadanos por su parte se abstuvo y el PSOE mantuvo la dureza en el discurso que sostiene durante las últimas semanas. De este modo Carmen Gutiérrez afirmó una vez más que el PP quiere aprobar el presupuesto del 2016 «para tapar sus vergüenzas y el hecho de que se han gastado 8 millones de euros y que su gestión es insostenible». Así, la transferencia se aprobó, pero solo con los votos populares, un resultado que con toda probabilidad se repetirá hoy con respecto al proyecto de presupuestos.

También en clave económica el Pleno sacó adelante la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del IBI para bonificar con hasta un 95% del recibo a empresas que realicen actividades económicas de utilidad municipal, una propuesta que da cumplimiento a una moción elevada por el PSOE al Pleno el año pasado y que contó con la abstención de Cambiemos, tanto hace un año como ayer. Por último, en referencia al presupuesto, se aprobó por unanimidad pero no sin debate la moción de Ciudadanos que pidió que se respete tanto en el 2016 como en el 2017 el reparto establecido en la Memoria de Alcaldía del presupuesto del 2012 para el dinero resultante de la venta de terrenos en la costa, y que sea el 40% para el litoral y el sesenta por ciento restante a partes iguales para ciudad y pedanías.

En este sentido se planteó la construcción con ese dinero de un centro multiusos demandado por los vecinos de Orihuela Costa, y para eso estuvieron presentes en el Pleno representantes de la Faoc, y que en el caso de las pedanías, vaya para acabar la obra del Centro Cívico de La Aparecida. Sobre lo último, Almagro afirmó que la infraestructura se sufragará con el remanente de Tesorería.