Elche y Hércules se suman a una 'app' que salva vidas

  • Enseña cómo actuar en caso de parada cardiaca durante un partido de fútbol en el que se carece de asistencia médica especializada

El Elche y el Hércules han aparcado por un día su histórica rivalidad y se han unido para promocionar entre los más jóvenes una aplicación para teléfonos móviles ('app') que enseña cómo actuar en caso de parada cardiaca durante un partido de fútbol en el que se carece de asistencia médica especializada.

Esta innovadora aplicación gratuita, 'CPR11' (acrónimo en inglés de Respiración Cardiopulmonar), es promovida por el centro médico de excelencia FIFA 'Ripoll y De Prado Sport Clinic' y la Fundación Mapfre a través de la campaña 'Juega Seguro', con el respaldo del máximo organismo del fútbol mundial.

En un acto en el Club Información de Alicante, los dos clubes alicantinos arroparon anoche a los doctores Pedro Luis Ripoll y Mariano de Prado a la hora de presentar a decenas de jóvenes futbolistas de la provincia la 'CPR11', que propone once sencillos pasos presentados en otros tantos vídeos para la reanimación en caso de parada cardiorrespiratoria.

Los jugadores Armando (Elche) y Nieto, Miñano y Peña (Hércules) estuvieron junto a los médicos en una emotiva presentación en la que fueron protagonistas los pequeños Aarón, Salva y Pablo, que recientemente han sido víctimas de respectivas paradas en distintos campos y que pudieron salvarse por la rápida respuesta de personas que estaban al tanto de estas labores de reanimación.

Además, el presidente del club ilicitano, Diego García, y el vicepresidente herculano, Valentín Botella, regalaron unas camisetas de sus equipos estos chicos en un momento que emocionó a muchos de los jóvenes deportistas que llenaron el local.

"Este es un partido que se juega en tres minutos", ha recalcado en una entrevista a Efe el doctor Ripoll, "y hay que estar preparados", para lo cual ayuda esta aplicación diseñada para que "mediante unas maniobras muy sencillas, cualquier persona sin formación médica pueda nada más y nada menos que salvar una vida".

Ripoll ha puesto de manifiesto que uno de cada 50.000 atletas tiene riesgo de sufrir uno de estos desvanecimientos, y que el 90 por ciento ocurre en el deporte aficionado y cuatro de cada diez en menores de 18 años.

Ha explicado que en los últimos meses han fallecido en la provincia de Alicante varias personas que sufrieron una parada cardiorrespiratoria cuando practicaban deporte y que otras tantas se han salvado, debido precisamente a que había alguien cerca que sabía practicar estas "sencillas maniobras".

"Se trata de que todos nos responsabilicemos y asumamos la tarea que tenemos que hacer cuando alguien presenta un desfallecimiento. Esto es una obligación para todos nosotros", ha insistido Ripoll, quien pese a estos esporádicos pero no tan infrecuentes episodios ha recalcado que no conviene olvidar que "el deporte es una fuente de salud indudable".

Por su parte, el codirector de 'Ripoll y De Prado Sport Clinic', Mariano de Prado, ha explicado que el objetivo más inmediato de CPR11 es que sea utilizada por entrenadores y árbitros de equipos de niños y jóvenes, con el fin de que sepan dar la primera asistencia en los minutos iniciales antes de la llegada de los servicios médicos especializados.

Ha agradecido la implicación del Elche y del Hércules, equipos que han demostrado que "el deporte no es solo competición sino que todos vamos de la mano" en asuntos tan importantes como este.