Las Provincias

PILOTA

Incertidumbre por bandera

  • La fundación para gestionar la pilota profesional sigue en el aire. Los jugadores, inquietos sobre qué pasará en el nuevo año a pesar de que se les promete que habrá Llíga, primer título oficial en escala i corda y raspall

¿Cuándo es la Lliga? 'A principio de año ¿Y la Copa? Antes de verano ¿El Individual? Después de las vacaciones... El nuevo pilotari sueña con un universo idílico para él, donde cada enero reciba un PDF con el calendario para todo el año. Conocer con tiempo la fecha exacta de inicio y fin de cada campeonato, al menos los más importantes. Poder planificar sus picos de forma, como haría cualquier tenista de nivel, espejo en el que sueñan mirarse los pilotaris de la vaqueta. La dura realidad, no obstante, les obliga conformarse con algo que ahora tampoco tienen: saber el modelo de gestión del mundo profesional a partir de enero.

Cuando hace meses se desató el conato de cataclismo porque las ayudas públicas no llegaban, se habló de crear una Fundación que asuma las responsabilidades que hasta ahora ha venido desempeñando la empresa Val Net. El primer paso ha sido que la Federació haya gestionado el dinero para los profesionales de las dos modalidades desde hace algunos meses. El siguiente debe ser que el patronato asuma el control.

Aunque se han dado pasos, a finales de 2016 la Fundación no está todavía en marcha. Los trámites han sido más lentos de lo esperado y el nuevo organigrama no estará para enero de 2017. Los profesionales se han impacientado, tal como han expresado en las últimas dos semanas Santi de Finestrat y Moltó en 'Un Café en Pelayo', serie que publica los lunes este diario. Ambos pilotaris subrayaban que tienen garantizado su futuro hasta diciembre, pero que no sabían nada de cara a 2017. Mostraban, eso sí, su confianza en que, de un modo u otro, el mundo profesional siga adelante. A los jugadores, de hecho, se les ha indicado que habrá Circuit Professional, en el caso de la escala i corda, y Lliga de raspall, primeros torneos oficiales del año. Se desconocen las fechas exactas y el formato de competición. Respecto a la Fundación, ya se admite que no estará para 2017, por lo que el nuevo año arrancará con el actual modelo: la Federació controlará las nóminas y Val net seguirá llevando la agenda de los torneos y el día a día.

De forma paralela, se están buscando nuevas ideas para combatir dos problemas evidentes: el definitivo desplome de las apuestas -se asume que agonizan- y la caída en la asistencia. Hace falta combatir esto último y, sobre todo, incentivar a los patrocinadores. Por ello, los trinqueters que organizan partidas de escala i corda y raspall están manteniendo reuniones para elaborar un nuevo modelo. Cada gestor tiene sus intereses, por lo que el consenso es más que complicado.