Las Provincias

Dolón exige soluciones a la Diputación para la remodelación de Punta Margalla

  • Técnicos de la institución provincial señalaron que se trataba de unas obras que «no era conveniente ejecutar tal y como han sido proyectadas»

El alcalde, José Manuel Dolón, dio cuenta ayer de que ha consultado por tercera vez, por escrito, a la Diputación Provincial de Alicante, la posibilidad de que no se ejecuten las obras de remodelación del paseo marítimo de la Punta Margalla o Carral, junto a la Playa del Cura. Dolón señaló que en el transcurso de una reunión con técnicos de la institución provincial celebrada en el Ayuntamiento junto con los municipales, se dijo que se trataba de una obra que «no era conveniente llevar a cabo».

El regidor concretó que los técnicos provinciales se reunieron con el jefe del área de Servicios del Ayuntamiento y le manifestaron la conveniencia de no hacerla tal y como estaba concebida a pesar de ser una actuación que está con el proyecto aprobado, presupuestada con consignación y hay una empresa adjudicataria que, según el alcalde, «debería haber iniciado ya los trabajos de remodelación del paseo». De hecho el primer edil explicó que como las obras no empezaron cuando estaba previsto «hubo que volver a pedir el permiso a la Dirección General de Costas, ya que el primero que se solicitó y que fue favorable caducó el 25 de noviembre del año pasado».

La remodelación está proyectada entre la zona de Punta Margalla hacia la Avenida de las Habaneras, es decir, hasta la llamada Curva del Palangre. El alcalde indicó que «no ha habido una explicación suficiente que aclare las razones por los que no han comenzado» e indicó que «sea cual sea el motivo lo cierto es que la responsabilidad no es achacable al gobierno municipa». Igualmente recordó que en dos ocasiones se ha dirigido a la Diputación para pedir un informe del estado de estas obras además de reclamar «la mayor celeridad para las mismas y la finalización satisfactoria». También señaló el alcalde que fueron aprobadas en el 2013 para que fueran iniciadas en el año siguiente y reiteró que «ya está bien con este retraso ya que por lo menos deberían haberse empezado».

Dolón también se refirió a que han sido muchas personas las que se han interesado por la situación de esta reurbanización «y me lo echan en cara, pero esta no es una responsabilidad municipal». A este respecto también dijo que lamenta «no poder dar una explicación a los vecinos de los motivos reales por los que aún no pueden disfrutar de un paseo que se les ha prometido y cuya contratación y ejecución depende exclusivamente de la Diputación». Al mismo tiempo el alcalde salinero pidicó «transparencia en la gestión de los recursos públicos».

Las obras fueron presupuestadas por un total de 1.111.904 euros pero este montante se divide entre ambas instituciones a razón de un 40% a cargo de la Diputación, es decir, 482.500 euros y un 60% que aportaría el Ayuntamiento, en total 629.404 euros, una cantidad que el alcalde aprovechó para recordar que el Ayuntamiento la tiene reservada para gastarla en el momento en que estas obras den comienzo.

El paseo donde se proyectaron mantiene una gran afluencia a lo largo de todo el año pues ya son muchas las personas que residen en sus cercanías, además de otros que suelen utilizarlo para hacer deporte. En verano además, se convierte en un espacio muy transitado al estar en primera línea de baño y en las cercanías de una de las playas más populares de la ciudad como es la de El Cura.