Las Provincias

Una mujer revisa el ticket de la compra.
Una mujer revisa el ticket de la compra. / Fotolia

El consumidor actual es más exigente y ahorrador

  • La compra por internet gana seguidores y mejora su percepción y en cuanto a la información del producto los consumidores están satisfechos

El consumidor actual es más exigente y ahorrador, aunque menos informado, según las conclusiones de la encuesta "Hábitos de consumo de 2016", realizada por las federaciones y confederaciones de consumidores CEAACCU, FUCI, CECU, UNAE y UCA/CAUCE, junto con Mercadona.

Según ha informado Avacu en un comunicado, la encuesta se realizó a más de 2.000 consumidores de la Comunitat con el objetivo de conocer mejor al usuario para informar y fomentar un consumo responsable.

A la presentación de los resultados de esta encuesta ha acudido hoy el conseller de Economía, Rafa Climent, quien ha afirmado que "la opinión de los consumidores es muy valiosa para que las administraciones puedan definir políticas que respondan a sus preocupaciones".

Los resultados de la encuesta revelan que los consumidores son en la actualidad más críticos, exigentes, ahorradores, cómodos, con preferencias por el producto fresco, más tecnológicos, preocupados por su salud y sensibles con el desperdicio de los alimentos y la sostenibilidad de la cadena, pero con falta de información.

Respecto a los hábitos de compra y consumo, Avacu ha informado de que el 78 % de los consumidores elige el formato supermercado como lugar de compra habitual y que la situación económica ha cambiado parte de sus hábitos en un 66 % de los casos.

Respecto a los factores que influyen en las decisiones de compra y consumo que lo que más valora el consumidor a la hora de seleccionar un producto es la calidad, seguida del precio.

Asimismo, la compra por internet gana seguidores y mejora su percepción y en cuanto a la información del producto los consumidores están satisfechos.

Al conocer estos datos Rafa Climent ha señalado que "desde los poderes públicos queda mucho por hacer" y ha indicado que "se debe reforzar la seguridad de los consumidores, incrementar su información y educación, el apoyo a las organizaciones que los representan y ajustar los derechos y políticas de los consumidores a los cambios en la sociedad y en la economía".