Las Provincias

Almoradí luce campanas renovadas

Las campanas restauradas en el interior de la parroquia. :: a. aragón
Las campanas restauradas en el interior de la parroquia. :: a. aragón
  • Los elementos sonoros recuperan su brillo original y el sonido gracias al cambio de los yugos metálicos por otros de madera

Uno de los vestigios más antiguos del municipio luce desde ayer una nueva imagen dentro de la Parroquia de San Andrés. Las cuatro campanas han recuperado su brillo de cobre recién forjado y se exponen en el templo hasta que se vuelvan a colocar el próximo lunes antes de la festividad del patrón de Almoradí, como así se había previsto.

La parroquia ha querido recuperar los sonidos antiguos con la limpieza y rehabilitación de las campanas que ahora se sujetan por yugos de madera. La rehabilitación atañe a los torreones donde se ubican las cuatro campanas bautizadas como 'Andrea' y que está datada en 1771, 'San José', 'San Abdón' y 'San Senén'. La parroquia quedará abierta durante las mañanas para que cualquier interesado puede verlas de cerca y hacerse una foto junto a este legado histórico. No obstante, la pieza más antigua está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) y ahora queda con una altura superior a los 2,5 metros.

La obras de restauración han consistido en dar baños de arena a presión para recuperar su color originario y conseguir eliminar con esta técnica el color verdoso que coge este material. No obstante, con el paso del tiempo el cobre volverá a adquirir ese mismo tono.

Junto a la renovación de los elementos sonoros también se va colocar un sistema para acompasar las cuatro campanas. Esta mezcla de tonos musicales se podrá observar con detenimiento durante la misa que se celebra en honor a San Andrés el próximo 30 de noviembre aunque la parroquia también organiza una procesión para el domingo siguiente, 4 de diciembre, que se hace coincidir con la celebración del Medio Año festero de Moros y Cristianos lo que dará ocasión para contar con el nuevo tañido que reproducirán las campanas, puesto que antes se colgaban de elementos metálicos donde se perdía tanto potencia como su sonido original.

En la década de los años setenta se perdieron estos sonidos tradicionales así como una serie de toques habituales de Almoradí. Desde la parroquia se trabaja en la recuperación de estos valores culturales con la idea de que la música de las campanas pueda catalogarse esta vez como Bien de Interés Inmaterial. Por tanto, esperan recuperar los de las rogativas a San Emigdio, las novenas, el toque de oración, el del Ángelus o los que se usan para informar de los decesos como se hacía antaño en función del sexo del fallecido.

El párroco, Jesús Ortuño, explicó que las rejas que de forma habitual tapaban los vanos de las torres también se van a sustituir por unas barandillas de hierro más livianas y que no sobresalgan. De esta forma se cumple con la Ley de Patrimonio y los instrumentos metálicos serán más visibles desde el suelo. Ortuño afirmó que «el nuevo brillo va a quedar en contraste con el blanco de la fachada». No obstante la idea es llevar a cabo una segunda fase de rehabilitación con la incorporación de una mejor iluminación para el templo con el fin de que resalte más dentro de la Plaza de la Constitución. Otra mejora que se pretende realizar desde la parroquia es el repintado del exterior que en algunas zonas ha quedado desconchado por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas. Los trabajos para izar los cuatro instrumentos sonoros arrancarán el próximo lunes por la mañana con la presencia de una gran grúa tal y como ocurrió cuando se bajaron al suelo para transportarlas a un taller de Murcia que ha sido el encargado de las labores de restauración.