Las Provincias

Echávarri salvará el pulso de C's sobre la libertad horaria total gracias a Belmonte

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, y la concejal Nerea Belmonte, en imagen de archivo.
El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, y la concejal Nerea Belmonte, en imagen de archivo. / Alex Domínguez
  • La concejal no adscrita se abstendrá en la votación de la propuesta que pide que se admita la sentencia de los centros comerciales y no recurrir

El grupo municipal de C's no va a sacar adelante en el Pleno su propuesta de acatamiento de la sentencia que aboga por permitir que los centros comerciales Gran Vía, Plaza Mar 2 y Puerta de Alicante puedan abrir todos los festivos.

El alcalde y concejal de Comercio, Gabriel Echávarri, ganará este pulso que le ha lanzado la formación naranja al tripartito, justo en un momento crucial en el que se está jugando un posible acuerdo con los centros comerciales que evite seguir litigando, y lo hará gracias a la abstención de la concejal no adscrita Nerea Belmonte.

La edil, que ha puesto contra las cuerdas al tripartito en varias ocasiones en los plenos, explicaba ayer a este diario que tiene la intención de abstenerse en este punto de la sesión que tendrá lugar el próximo jueves.

No lo hace porque respalde al 100% la postura del tripartito, ya que admite que puede ser «perjudicial para los alicantinos» si se recurre y el Ayuntamiento acaba siendo condenado a pagar la indemnización a los centros comerciales. Sin embargo, considera que es un asunto «muy complejo» del que, dice, «no he sido suficientemente informada» y añade que la «falta de recursos» con los que cuenta, por ser no adscrita, le impiden asesorarse con mayor profundidad. Por ello, su postura es la de la abstención.

Así, dado que los tres grupos del tripartito han confirmado que van a votar en contra de la propuesta de C's, aunque el PP y el otro edil no adscrito, Fernando Sepulcre, la secunden, habría empate de votos, que se desharía con el voto de calidad del alcalde.

Todo un respiro para el tripartito y sobre todo para Echávarri, que vería truncadas sus esperanzas de negociación con los centros comerciales de salir adelante el órdago de C's, que cerraría la puerta al recurso.

Ayer, el alcalde admitía la incertidumbre que generaba la propuesta de C's, que además criticaba por «defectuosa».

Y es que el grupo municipal la presentó como moción pero ayer se la convirtieron en la Junta de Portavoces en declaración institucional porque insta a la Generalitat a que modifique la ZGAT, pero esto es algo que tiene que modificar el Ayuntamiento de Alicante y elevarlo al Consell. Además, reclama que se incluya a todos los centros comerciales, incluidos los que han presentado la demanda, como si hubiera más.

Desde C's, la portavoz, Yaneth Giraldo, insistía ayer en que su propuesta puede ser admitida como moción y que ya se hizo con una similar del PP. Señaló que modificará lo que sea necesario para poder presentarla como tal.

En cualquier caso, salvo que Belmonte cambie de opinión antes de la votación, no saldrá adelante, lo que le da al alcalde más margen para negociar. Todavía no ha cerrado una fecha para la reunión con los representantes de los centros comerciales que se canceló el pasado viernes.

Puede que los comerciantes estuvieran esperando a ver qué pasaba en el Pleno y por eso aplazaron la reunión.

El alcalde ayer se mostró dispuesto a celebrarla cuanto antes. Hoy será imposible, dado que tiene la agenda cubierta con la visita de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, pero no descarta que sea mañana o el jueves por la mañana, antes del Pleno, si les viene bien a sus interlocutores.

Respecto a los plazos de presentación del recurso, señaló que se cumplirán y que se negociará de forma paralela. Si después de presentado el recurso hay acuerdo, siempre se puede retirar antes de que haya sentencia.