Las Provincias

Archivan la denuncia contra el exedil de Urbanismo por la planta de basura

Eduardo Dolón con Francisco Moreno en la sede popular. :: c. m. a.
Eduardo Dolón con Francisco Moreno en la sede popular. :: c. m. a.
  • El PSOE se querelló contra Francisco Moreno al entender que concedió la licencia a la instalación sin tener el permiso medioambiental

El presidente local del PP y portavoz de su grupo municipal, Eduardo Dolón, acompañado por el que fuera edil de Urbanismo durante el anterior mandato municipal, Francisco Moreno, hizo público el archivo de la causa pendiente a propósito de la concesión de la licencia de obras para la construcción de una planta de transferencia que pesaba sobre Moreno.

El exedil, que estuvo al frente del departamento de Urbanismo entre los años 2007 y 2015, relató que el pasado día 17 el juzgado dictó auto de sobreseimiento «del asunto por el que fui denunciado en relación a la licencia de obras de la planta de transferencia para la recogida de residuos sólidos de la empresa Acciona». Al respecto subrayó que tanto el fiscal como la jueza han concluido en sus escritos que de los hechos denunciados existe la evidencia de que no son constitutivos de ilícito penal. El auto de la magistrada, Juana López Hoyos, indica que «de las diligencias de investigación practicadas se evidencia que el hecho que ha dado motivo a la formación de la causa no es constitutivo de infracción penal». En la misma línea asegura que, conforme indica el informe emitido por el jefe de Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente de fecha 28 de marzo del 2007, en el momento de la tramitación del expediente administrativo no era necesario evaluar el impacto ambiental al no exigirlo la legislación vigente.

Moreno manifestó que «cinco años después de la denuncia presentada por la concejal del PSOE Fanny Serrano me ratifico en lo que dije el primer día que empezó a hablarse de este tema: siempre he actuado de acuerdo a la Ley y siempre con la conciencia muy tranquila» y añadió que «dónde están estos que iban repartiendo carnets de decencia política, los que han tenido su única motivación vital en pasear por los juzgados a los concejales del Partido Popular y arrastrarlos a una condena pública y mediática». Moreno reconoció que para la composición de la candidatura popular a las elecciones locales de mayo del 2015 «decidí dar un paso atrás para no perjudicar a mi partido consciente de la indecencia y ausencia de moral con la que se comportan los actuales integrantes del equipo de gobierno de la ciudad».

Por su parte Eduardo Dolón valoró la resolución judicial e indicó que «no solo es el enésimo varapalo judicial que se llevan, sino que además es la constatación del fracaso ya no solo político de José Manuel Dolón y Fanny Serrano, sino también profesional de ella pues han visto en los últimos meses cómo se archivaban una tras otra todas sus infundadas denuncias contra miembros del Partido Popular» a lo que añadió que «tenían el único objetivo de intentar desprestigiar a un partido y a unas personas a las que ellos no les llegan ni a la suela de los zapatos».