Las Provincias

TERCERA DIVISIÓN

El Torrevieja planta cara al Ilicitano

El portero del Ilicitano, Juanma, se estira ante un tiro peligroso del salinero Damián.
El portero del Ilicitano, Juanma, se estira ante un tiro peligroso del salinero Damián. / C. D. Torrevieja
  • Los salineros ofrecen una mejor imagen de juego ante un rival que fue superior

Torrevejenses e ilicitanos igualaron ayer un partido definido por el tópico como de un tiempo para cada equipo. Sin embargo, ambos tantos se anotaron en el primero, después de que los locales ofrecieran a su afición el mejor arranque de esta temporada. Cabe anotar la inclusión, después de muchas jornadas, de un central específico en el conjunto de Pedreño, el debutante Calzado, que aportó parte de la ansiada estabilidad en la defensa, mientras Carrasco continúa de acompañante en dicha línea.

El Torrevieja se mostró más fluido e incisivo, en especial por medio de Matheus, que creó peligro por la banda izquierda. En su llegada más clara, a pase de Lewis, se plantó en el área perseguido por Ismael y mandó alto el lanzamiento pero fueron los hombres de Vicente Parras los que se adelantaron en el marcador, después de que su rival hubiera pasado algunos apuros en jugadas similares a balón parado.

El gol de Alberto tardó solo cinco minutos en ser neutralizado, merced una extraordinaria jugada entre Buba, que la inició desde la portería salinera, Damián y Pastor. Aunque sin el mismo ritmo del principio, los locales continuaron con la iniciativa y demostraron conformar un once con personalidad y recursos. Un disparo de Damián no rechazado por Ismael puso en aprietos a su portero, que vio salir la pelota muy cerca del palo.

A los pocos segundos de sacar de centro para la reanudación, un robo de balón de Brani dejó a Darío en buena posición, cuyo remate cruzado salió fuera. Fue la señal de que este periodo no iba a transcurrir como el anterior, pues el Elche Ilicitano se desenvolvió con mayor ambición, ya que desbordaba con claridad a un Torrevieja que subsistía por la disciplina de conjunto y también por algunas acciones individuales de mérito en momentos críticos. Los minutos pasaban y las ocasiones se anotaban, una tras otra, en el lado visitante. En un saque de esquina Primi remató por dos veces, una con la cabeza, rechazada por Dani Salazar, y otra con el pie, que se fue alto. Los ilicitanos desbordaban por las bandas y sembraban la alarma con constantes centros sobre el área torrevejense. En primera instancia, el fuera de juego libró a los de casa de más sufrimientos. Poco después, los colosales reflejos de Buba, que con dos paradas inverosímiles, a sendos remates de Llor, el segundo prácticamente a bocajarro, salvó a los suyos de quedar en desventaja. El fajador Dani Salazar se unía con eficacia en las tareas de achique con los delanteros contrarios al borde del área pequeña.

El Torrevieja, que se complicó innecesariamente al tocar en corto lo que favoreció la presión de los adversarios, trató de responder con algún contragolpe y, sobre todo, con gran fuerza de voluntad, simbolizada en la acción de pundonor de Luis Carlos tras penetrar por la izquierda, robar un balón en el área y disparar obligando a Primi a tapar echándose al suelo. Sin más agobios, se consumó el mal menor del empate para el Torrevieja. La conclusión positiva es que por fin, al margen de los resultados, los espectadores pudieron ver un equipo de fútbol.