Las Provincias

Un via crucis de las cofradías cierra el Año Jubilar de la Misericordia

La imagen de la patrona a las puertas del templo.
La imagen de la patrona a las puertas del templo. / C. M. A.
  • Centenares de fieles siguieron sus estandartes hasta la puerta del templo arciprestal donde se ubicó la imagen de la patrona, la Purísima Concepción

Las cofradías de la Semana Santa de Torrevieja conmemoraron en la tarde de ayer el Año Jubilar de la Misericordia y el Año Jubilar del 50 aniversario de la coronación de la patrona de la ciudad, la Purísima Concepción, con un via crucis extraordinario por las calles del centro, que partió a las cinco de la tarde desde el templo parroquial del Sagrado Corazón hasta las puertas de la iglesia arciprestal.

La imagen de la patrona recibió a los varios centenares de cofrades que participaron del ejercicio religioso en la puerta de su templo como ocurre en la tradicional ofrenda floral que se celebra en las fiestas patronales, donde se dio lectura y relizaron los rezos de las catorce estaciones frente a ella, al mismo tiempo que cada una de las cofradías colocó sobre un cuadro las piezas que conforman un gran azulejo conmemorativo que será colocado como recuerdo de este día, en el que aparece una inscripción así como el escudo de la Junta Mayor de Cofradías y el de la medalla de la Asociación Hijos de la Inmaculada.

El cortejo estuvo encabezado por la pequeña imagen del Cristo Crucificado que pertenece a la sacristía del templo de la Inmaculada y a continuación formaron cada una de las cofradías con sus estandartes y sus presidentes con sus varas representativas. A la cabeza del mismo se situó la bandera de la Junta Mayor de Cofradías, con su presidente, Jesús Sánchez Seva, y el vicepresidente de la Diputación, Eduardo Dolón. También formaron parte del desfile las bandas de tambores de la Cofradía de la Convocatoria y Mujer Samaritana, la banda de tambores y romanos del paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud y la banda de tambores de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad.