Las Provincias

Una banda joven que cumple 75 años

fotogalería

La ULO durante uno de sus últimos ensayos. / Alberto Aragón

  • La Unión Lírica Orcelitana está a punto de culminar su aniversario con numerosos proyectos

  • La formación cuenta con una escuela compuesta por doscientos educandos en la que se puede obtener el Grado Elemental de Música

Una banda joven, viva, dinámica y con mucho futuro. Así es en la actualidad la Unión Lírica Orcelitana (ULO) que está a punto de culminar el año de su 75 aniversario con multitud de proyectos ya completados y con muchos más en el horizonte. Los explica su director, Rafael González. Él empezó de niño en la escuela de la banda y en la actualidad la dirige, tomando el relevo a su antecesor en los 33 años en los que estuvo al frente. Además lleva adelante sus estudios de música, centrados ahora en la contemporánea e inmerso en un postgrado en Suiza que combina con el trabajo en la ULO, en la Banda del Conservatorio de Caravaca y la Infantil de Abanilla y la Asociación Musical de Cehegín.

Durante este año la ULO ha realizado distintas actividades y sobre todo conciertos con programas diferentes, algo en lo que se ve la mano del director. Así, dedicaron uno a la literatura universal y hace apenas unas semanas otro a los cuentos. En cartera tienen el de Santa Cecilia, el 26 de noviembre en el Teatro Circo, otro concierto a mitad de diciembre en Desamparados con música de Disney y el de Navidad, el día 26 en el Teatro Circo «muy dinámico, con diapositivas y música tradicional e infantil», asegura el director, quien añade que es «uno de los más gratificantes porque suele llenarse el teatro». La idea de Rafael González es precisamente esa, poner en práctica con la ULO distintos repertorios que hagan a los músicos interesarse por acudir a los ensayos y por practicar las piezas que se les planteen porque a corto plazo uno de los objetivos es trabajar más a fondo un programa con el que acudir a un concurso, idea que ronda la cabeza del director y que quiere materializar más pronto que tarde.

Todo esto pensando en una formación que consta de en torno a medio centenar de músicos, si bien por detrás hay muchos que llegarán pronto pisando fuerte. La Unión Lírica Orcelitana cuenta con una escuela de música compuesta por alrededor de doscientos educandos «a los que es muy importante hacer que tengan interés por la música», asegura González, quien apunta que la intención de la directiva de la banda, de la directora de la escuela y de él mismo es que los pequeños vayan subiendo a la banda para mantener siempre un número de personas que la mantengan siendo una formación joven con ganas de aprender cosas nuevas.

De hecho esta escuela está abierta a todos los que quieran tomar parte en ella, pequeños y mayores que estén interesados en entrar a formar parte de la que ya es una gran familia puesto que además en ella se puede obtener el Grado Elemental de Música, una alternativa a la opción tradicional de cursar los estudios musicales en el Conservatorio. Los más pequeños empiezan en el jardín musical a los tres o cuatro años y con siete u ocho eligen instrumento y empiezan una carrera que el director de la ULO asegura que es larga «porque de hecho hay directores a los que con 50 ó 60 años se les sigue llamando jóvenes», asegura González, todo un ejemplo que desde la Unión Lírica Orcelitana se puede llegar muy lejos en el mundo de la música. Eso es lo que trata de inculcar a sus alumnos «trabajando muchos programas, dinámicos que se mezclan con otro tipo de dinámicas que buscan que se despierte el interés», afirma.