Las Provincias

la libreta gris

'En tu cata o en la mía'

«Mejor que de nuestro juicio, debemos fiarnos del cálculo algebraico». Leonhard Paul Euler (1707- 1783), matemático y físico suizo.

Vamos a tener retransmisión en vivo y en directo durante 24 horas de lo que pase en las catas arqueológicas del Mercado Central. Seis cámaras instaladas en puntos estratégicos del recinto ofrecerán con pelos y señales, luz y taquígrafos, transparencia absoluta y claridad meridiana, lo que allí acontezca en cuanto los operarios comiencen a desentrañar los secretos de ese enigmático subsuelo. Vamos, como el mismísimo Gran Hermano. Todo lo que pase será captado por las cámaras y los ciudadanos seguro que se enganchan a tan apasionante culebrón como si se tratara de los devaneos de los desvergonzados moradores de la casa de Guadalix. Veremos en los hogares ilicitanos escenas como el marido que llega del trabajo y pregunta ansioso a su esposa (o al revés, incluidas todas las variedades posibles de parejas ya sea hetero o LGTBI, casadas o no, etc.), antes siquiera de darle las buenas noche ni un beso:

-¿Qué, como van? ¿han encontrado ya algo? -pregunta, impaciente, el esposo, deshaciéndose de la chaqueta y los zapatos.

-No, poca cosa. Pero parece que ahora están desenterrando un trozo de vasija, mira, mira... -relata la mujer.

-Uuyy sí, a ver, a ver si es árabe, mozárabe o incluso tardovisigoda, que todo podría ser -replica el hombre, sin apartar los ojos de la pantalla-. Por cierto, ¿qué tenemos para cenar? -pregunta, en un momento de lucidez instigada por los jugos gástricos.

-Cómo estoy siguiendo las catas no he preparado nada para catar nosotros. Prepara unos bocatas.

-Vale, pero primero voy a ver qué pasa con ese trozo de vasija... Mira, mira, ya la están estudiando los arqueólogos... ¡Qué emocionante!

Las cámaras centran sus objetivos en el conciliábulo de los expertos, a los que se ve dándole una y otra vuelta al trozo de cerámica. Mientras tanto, en el fondo parece vislumbrarse una silueta agazapada tras un pilar: el encuadre se amplía un poco y, en efecto, es Mireia Mollà luciendo una camiseta blanca con el lema #YoMeAusento y haciendo fotos con el móvil. Pero al verse descubierta, en efecto, se ausenta del lugar a través de un hueco en la verja. Unos minutos después, aparece en el lugar de los hechos la concejal portavoz del gobierno uno, trino y plural, y a la sazón periodista, Patricia Macià, que ejerce de presentadora de turno. Le acompaña el edil de la cosa urbanística, José Manuel Sánchez.

-Parece que hemos tenido un hallazgo importante, ¿no es así, querido compañero concejal? ¿Qué nos puede contar?

-En efecto, todo apunta a esa dirección. Parece que se trata de un trozo de cerámica autóctona, del tipo campaniforme, entre gres y terracota vidriada, hecha por una mano experta...

-Ya, ya eso está bien, pero dígame, señor Sánchez, ¿es musulmana, romana, íbera tal vez?, ¿cuántos siglos tiene? -inquiere, incisiva, la presentadora.

-En principio los arqueólogos se inclinaban por que pudiera tratarse del trozo de un rudimentario bidé de época del califato omeya , pero una vez que han retirado la suciedad y lo han observado con un microscopio fluorescente de rayos gamma marca Acme, y a falta de ulteriores estudios en el laboratorio de análisis clínicos, parece que se trata de un trozo de botijo, con pitorro incluido, probablemente de los que se vendían en la tienda de Valentín; todo lo más 40 o 50 años de antigüedad. Pero seguimos excavando, permanezcan atentos a la pantalla -remarcó el munícipe, sonriendo a las cámaras.

-Bueno, pues ya ven, así son las catas: de sorpresa en sorpresa hasta el sobresalto final. Sigan con nosotros, que aún quedan muchos momentos emocionantes por vivir. ¡Esto no ha hecho más que empezar! En riguroso directo desde el Mercado Central, para el programa 'En tu cata o en la mía' y por gentileza de Aparcisa, se despide Patricia, su presentadora más dicharachera. ¡Adelante estudios centrales!

-Gracias, compañera -responde, desde la sala del Consell del Ayuntamiento la concejal compromisaria de Comunicación, y a la sazón también periodista, Esther Díez-. Comenzamos en este momento el espacio de debate sobre la actualidad del día sobre las excavaciones del Mercado Central. Aquí comienza 'Cata Deluxe' -explica, desenvuelta-. Pero antes de empezar, permítame que me ausente por coherencia, que no comparto este tipo de cotilleos, ni me interesan -asegura, mientras le enfoca la webcam que retransmite los plenos, que como es habitual, se queda sin imagen y sin sonido. Cuando el equipo técnico de guardia soluciona el problema con un trozo de esparadrapo del botiquín, Díez ya se ha movilizado en la bici y ha salido escopetada. Toma el relevo al frente del debate el portavoz del Partido de Elche, JR Pareja, quien como socio tripartitario, plantea a los asistentes -representantes políticos, sociales, vecinales, empresariales, sindicales, culturales, sociales, colectivos en riesgos diversos, jugadores de petanca, así como de las churrerías ambulantes y puestos de castañas asadas, entre otros-.

-Bien, pues vamos a entrar en el fondo del asunto. Hemos visto ya lo que hemos visto hoy. Y la pregunta que se hace el pueblo es clara: ¿Por qué no se convoca un referéndum para que podamos ejercer nuestro derecho a decidir? A ver, opiniones al respecto...

De entre los asistentes pide la palabra el portavoz adjunto del PP, Vicente Granero, quien, sin más preámbulos, suelta:

-Vamos a dejarnos de tonterías y de paparruchas, que esto de las catas es una cortina de humo para que la ciudadanía no vea lo paralizada que está la gestión municipal del tripartito. Aquí de lo que hay que hablar es de los presupuestos, y del mangoneo y el chalaneo que se traen con Ciudadanos, que lo ha visto todo el pueblo. ¡De escándalo, oiga!

-De acuerdo -responde Pareja-. Pero será después de la publicidad.