Las Provincias

El Ayuntamiento de Alicante da diez mil euros para el uso del valenciano

  • Estos fondos servirán para financiar la producción y promoción de material y cartelería de las sesiones del programa 'Voluntariat pel Valencià a Alacant'

El Ayuntamiento de Alicante y La Cívica-Escola Valenciana han firmado un convenio de colaboración para el asesoramiento y elaboración de proyectos y materiales de promoción y uso social del valenciano, que contempla una dotación de diez euros para financiar la producción y promoción de diverso material y cartelería de las sesiones de conversación del programa 'Voluntariat pel Valencià a Alacant'.

Además, incluye los gastos de organización y promoción de la primera Plaça del Llibre d'Alacant 2016, una completa iniciativa lúdica y cultural de promoción del libro en lengua valenciana y del fomento de la lectura para todas las edades, que se ha desarrollado este viernes y sábado, organizada por el Ayuntamiento de Alicante -a través del área de Presidencia que dirige Natxo Bellido, y de la Concejalía de Cultura- junto a Escola Valenciana y la Universidad de Alicante.

Coincidiendo con la Plaça del Llibre, la Junta de Escola Valenciana se celebró este sábado una reunión en el edificio consistorial, a cuyo término, Vicente Moreno, trasladó su agradecimiento al Ayuntamiento por abrir, desde la llegada del nuevo equipo de gobierno, hace ya unos meses. Esta línea de colaboración ha permitido a ambas instituciones trabajar conjuntamente en la organización del programa Voluntariat pel Valencià y en la Plaça del Llibre.

Por ello, Moreno mostró su satisfacción por «el camino abierto para avanzar para que el valenciano sea una lengua de relación, una lengua que una personas y que no cree divisiones. Es una lengua de regalo que queremos compartir con toda la ciudadanía».

Por su parte, el concejal de Presidencia y responsable de la Oficina Municipal de Promoción del Valenciano, enmarcó esta firma en el reto marcado por todo el equipo de Gobierno desde el principio de la legislatura por «visibilizar el valenciano, y volver a hacer del valenciano una lengua de comunicación, de relación y de uso público en la ciudad».

«Esta recuperación del valenciano también nos sirve para el proyecto de recuperación de la autoestima como alicantinos y alicantinas, para reconocer nuestra identidad», remarcó