Las Provincias

Sanidad trasladará a médicos y enfermeras de Babel para abrir el centro de salud de Benalúa

Centro de salud de Benalúa, que se abrirá a principios del próximo año y al que serán trasladados profesionales de Babel.
Centro de salud de Benalúa, que se abrirá a principios del próximo año y al que serán trasladados profesionales de Babel. / J.P.Reina
  • La población se dividirá para mantener las ratios de pacientes pero los facultativos denuncian que hay cero contrataciones

Finales de enero o principios de febrero es la fecha prevista por Sanidad para abrir el nuevo centro de salud de Benalúa. Unas instalaciones muy esperadas y demandadas desde hace años, pero la planificación de la plantilla que ha hecho la Conselleria no convence al colectivo de facultativos. «Rompen un centro de salud para abrir otro», denuncia el Sindicato Médico. Se refiere a la situación en la que quedará Babel, que perderá la mitad de su plantilla. De los 14 facultativos actuales, siete se irán a Benalúa, que recibirá también otros dos de Florida. «Hay cero contrataciones de médicos», critican.

La junta de personal fue informada el jueves del proyecto. La población asignada se dividirá en dos, por lo que las ratios entre pacientes y médicos se mantendrán. «Sanidad justifica que son las mismas ratios, pero si se conoce el funcionamiento de atención primaria el problema está en las suplencias y en que el paciente va al médico cuando quiere no cuando tiene cita», explica Victor Pedrera, secretario de la delegación provincial en el Sindicato Médico (CESM). Solo dos médicos se quedarán cubriendo las tardes. Una cifra que se considera totalmente insuficiente ya que a los pacientes citados se suman los que llegan por incidencias y que duplican el cupo.

Según Pedrera, puede haber imprevistos y bajas de profesionales por enfermedad, formación o asistencia a congresos, pero nunca se cubre. Si esto ocurre, «¿cómo se va a quedar un médico solo por la tarde?», se pregunta.

La idea de Sanidad, según apunta, es una plantilla de 38 trabajadores en Benalúa. Se contratará solo un pedriatra, ningún médico de familia, tres enfermeras. Con la estimación de que un 35 por ciento de la población es mayor de 65 años, también está previsto contratar un higienista dental, un odontopediatra y un trabajador social, además de celadores y administrativos. El Sindicato Médico propuso que se contratase a tres facultativos de refuerzo en lugar de figuras como el odontopediatra que ya lo cubre Babel. «No van a hacer un buen gasto del dinero. Y si los médicos lo van a pasar muy mal, los pediatras no van a poder; la población tiene que saberlo», advierte el doctor Pedrera.

La plantilla de pediatras en Babel está formada por cuatro especialistas pero uno se divide y cubre también a San Gabriel. Uno se irá a Benalúa y por las tardes solo habrá un profesional en los dos centros de salud cuando a las cinco de la tarde, con la salida del colegio, se dispara la demanda.

En el caso que se ponga por ejemplo enfermo y como no hay en bolsa especialistas para cubrir la solución que les han dado -según Pedrera- es que los pacientes se trasladen al centro donde hay pediatra esa tarde.

Los traslados serán voluntarios entre el personal con plaza fija. En caso de que ninguno se ofrezca habrá cambio forzoso entre interinos según su puntuación en bolsa (de menos a más). Y si tampoco fuera posible, llevarán personal de un puesto a otro con plaza en propiedad según su antigüedad en el sistema nacional de salud.

Por su parte, desde el Sindicato de Enfermería explicaron que hay previsto crear tres plazas en Benalúa para contratar enfermeras, otras cinco se trasladarían de Babel y una de Florida y la población asignada se dividiría.