Las Provincias

El Consorcio asumirá parte del coste de limpiar el vertedero de La Murada

  • La Generalitat le pide que aporte 300.00 euros para ejecutar el saneamiento de las instalaciones y eliminar lixiviados y residuos

El Consorcio Comarcal de Residuos tendrá que sufragar parte del coste de la eliminación de centenares de toneladas de basura y la eliminación de lixiviados del vertedero de Proambiente en La Murada.

Así lo comunicó ayer el presidente del organismo que gestiona los desechos de la Vega Baja, Manuel Pineda, en una comparecencia en la que informó de algunos de los acuerdos del ente tras la reunión del miércoles en el que se dio el visto bueno a las bases técnicas del proyecto de gestión de la basura. Pineda indicó que la Generalitat no las tiene todas consigo en que sea la mercantil la que haga este trabajo «y se declare en suspensión de pagos», por lo cual la administración autonómica sería quien se encargase de sanear las instalaciones «y luego reclamarle en los tribunales el dinero que costará el proceso de restauración del vertedero», añadió.

El alcalde rafaleño dijo que la aportación supondría 300.000 de los 800.000 euros en los que se estima la regeneración, dinero que dijo saldrá del más de un millón en remanentes de los que dispone el Consorcio, aunque también precisó que pueden elevarse a más las cantidades para limpiar el vertedero. Asimismo añadió que la opción es que tanto la Generalitat como el Consorcio destinen partidas económicas y también la Diputación de forma directa haga lo mismo. A este respecto indicó que el caso de La Murada «no puede volver a ocurrir pero hay que darle una solución».

No fue la única de las cuestiones que abordó el dirigente, puesto que también dijo que el convenio con Vaersa, la empresa pública valenciana que gestionará el tratamiento, implica que esta asumirá con un plan técnico la instalación de las plantas y la creación de una red de 23 ecoparques, fijos y móviles, en diversas localidades y que para su financiación habrá que subir la tasa por el tratamiento. Esto supondrá que se repercutira el coste en los recibos de los ciudadanos «pero es el precio que hay que pagar por tener una gestión racional y eficiente de la basura y no como hasta ahora donde se optaba por enterrarla», reprochó.

Ante esta tesitura dijo que habrá compensaciones entre aquellos vecinos que opten por llevar a esa red de ecoparques los desechos lo que implicará que el recibo baje por ese tratamiento selectivo cuyo control se hará con unas tarjetas en las que sumar puntos con los que beneficiarse de la disminución de la tasa.

De igual modo también dijo que los municipios que alberguen las plantas, cuya ubicación será la que Vaersa determine como más adecuadas, tendrán compensaciones en el coste de tratamiento con una reducción de un euro por tonelada para aquel dispuesto a acoger una de transferencia y de 1,6 euros donde se ubique un vertedero.