Las Provincias

El Ayuntamiento cambia las 'paguicas' por otro tipo de ayudas para mayores

  • Un informe de la Subdelegación del Gobierno dice que las subvenciones no pueden darse como hasta ahora y se tendrán que justificar

Las populares 'paguicas' para los mayores, ya no podrán ser abonadas por el Ayuntamiento, tal y como se conocían hasta ahora. El alcalde, José Manuel Dolón explicó ayer que la Subdelegación del Gobierno, en respuesta a una solicitud de informe solicitada por el primer edil, asegura que esas pagas «no tienen la naturaleza jurídica de una subvención, es decir, nos dice que no son legales y ratifica el informe de la interventora municipal en el mismo sentido».

El regidor dijo que ha estado esperando hasta conocer esta información para actuar en consecuencia y señaló que «con el documento de Intervención ya era prácticamente imposible que la Generalitat emitiera el preceptivo informe de no duplicidad y de sostenibilidad para dar luz verde al pago de estas ayudas» y el recibido ayer mismo desde la Subdelegación así lo ratifica. El anterior gobierno municipal del Partido Popular abonó las ayudas correspondientes al ejercicio del 2013 y fue el actual quien el pasado año realizó el pago de las del 2014, anunciando entonces que en este lo haría con las de 2015 y las del 2016 «y así estuve convencido hasta el pasado día 14», dijo el alcalde.

Asimismo explicó que desde el departamento de Bienestar Social «se ha trabajado muy duro desde los últimos meses para modificar las bases que hasta la fecha venían utilizándose para que las personas mayores pudieran beneficiarse de la ayuda de pago único a pensionistas». Las nuevas, que Dolón calificó como «más justas», limitan la generalidad de las mismas «al tiempo que amplían, mejoran y diversifican los tipos y los servicios a los que pueden acogerse y tendrán derecho los beneficiarios, ampliando sensiblemente los requisitos económicos exigidos». Con la nueva regulación se extienden desde los 300 a los 2.950 euros, pasando por los 500, 1.500 y los 2.800 euros, según tipo y modalidad, pero en todos los casos ha de justificarse documentalmente para acceder a su abono. De hecho el alcalde aseguró que las da a conocer con esta inmediatez para que los beneficiarios «puedan recoger todas las facturas y documentación que necesiten para cobrar antes de que finalice el año».

Las nuevas ayudas se pueden solicitar dirigidas a atender situaciones de necesidad y a favorecer que las personas permanezcan en su entorno social y mantengan su autonomía personal. Por teleasistencia domiciliaria se pueden obtener hasta un máximo de 500 euros, por atención en una residencia el máximo se ha fijado en 2.950 y para la atención en centros de día en 2.800. En cuanto a las de desarrollo personal, mediante la adaptación del hogar, adquisición de útiles para aumentar el desenvolvimiento en la vida diaria; las adaptaciones personales mediante audífonos, gafas, prótesis y otros que no estén incluidos en la Seguridad Social; y para la reparación de estos elementos se ha fijado una cantidad máxima de 1.500 euros. Las nuevas bases también contemplan las de gastos de material sanitario y farmacéutico, hasta 300 euros, y para cubrir el servicio Menjar a casa en aquellos casos en los que la solicitud ha sido admitida y valorada favorablemente por Bienestar Social.