Las Provincias

La oposición asegura que no cabe la urgencia para el Pleno de presupuestos

  • Un informe jurídico indica que debe estar justificada y de no ser así podría anularse todo el procedimiento en los tribunales

Los grupos municipales de PSOE y Cambiemos ya tienen en su poder el informe jurídico solicitado en el que pedían que, de cara a la tramitación del proyecto de presupuestos 2016, se les aclarasen dos cuestiones. La primera es si existe la posibilidad de la que la sesión de Pleno para aprobar el presupuesto se convoque con urgencia -es decir, sin tener que cumplir con los plazos necesarios para otro tipo de sesiones como el de convocarse con dos días de antelación a la celebración-, y la segunda también relativa a plazos, en este caso para emitir los votos particulares sobre las enmiendas que se rechacen en comisión de manera que puedan debatirse en el Pleno. Con respecto a lo primero se les contesta que aunque es facultad tanto del alcalde como del presidente de la comisión la posibilidad de convocar sesiones con carácter extraordinario y urgente, esa urgencia debe estar en todo caso motivada, y aunque el secretario no entra en todo caso a informar del uso que se haga de convocatorias de este carácter extraordinario señala tal cual la petición de los grupos de la oposición, que el hecho de que se trate de un presupuesto que debía haberse empezado a tramitar en septiembre del 2015 y ante el riesgo de que los acuerdos se anulen en vía contenciosa no es la mejor forma de convocar, si bien se recalca que son los tribunales los que deberían determinar en última instancia.

Para PSOE y Cambiemos no hay urgencia que valga puesto que se trata del presupuesto del 2016 que con suerte entrará en vigor en los últimos días del año al que se refiere, cosa que ambos grupos han criticado al equipo de gobierno por empeñarse en dar salida a este documento en lugar de haberse puesto a sacar adelante dentro de los plazos que marca la ley, y que por otra parte hace años que no se cumplen en el Consistorio oriolano, para la puesta en marcha de un presupuesto para el 2017. De hecho temen que incluso no se pueda llegar a tiempo dado que hay que cumplir una serie de plazos para poder sacar adelante el presupuesto, un calendario que todavía no está fijado pese a que fue el único punto de debate de la comisión celebrada hace dos semanas. Ante esto esperan que en la reunión prevista para mañana, donde deben debatirse las enmiendas presentadas, en torno a las treinta del PSOE y otras ocho de Cambiemos, arroje luz sobre los planes del equipo de gobierno y se puedan conocer fechas como la de la celebración del Pleno, tras la que se tendrá que publicar la aprobación provisional e iniciarse entonces el periodo de exposición pública y alegaciones de los ciudadanos.