Las Provincias

Bob Dylan no acudirá a recoger su Nobel de Literatura por tener «otros compromisos»

  • El cantautor envió una carta a la Academia Sueca excusando su presencia, aunque «muy honrado» por el galardón

Bob Dylan no irá a recoger su Premio Nobel de Literatura a Estocolmo el próximo diez diciembre. El legendario cantante y compositor tiene «otros compromisos», según indicó este miércoles la Academia Sueca, tras admitir que había recibido una carta del creador estadounidense en la que daba la 'espantá'. «Le hubiera gustado recibir el premio en persona pero tiene otros compromisos que desgraciadamente lo hacen imposible», explicaron los contrariados académicos, que ya habían sufrido lo suyo para comunicar a Dylan que había ganado el premio mayor de la Literatura universal. No obstante el cantante de Minnesotta tuvo la cortesía de subrayar en su misiva que el se sentía «muy honrado por el premio Nobel».

«La Academia Sueca respeta la decisión de Bob Dylan. Que un ganador del Premio Nobel no pueda venir a Estocolmo para recibir el premio es poco habitual, pero no excepcional», indicó la institución. Citó el caso de antecesores como Doris Lessing y Harold Pinter, quienes no viajaron a causa de su frágil salud, y Elfriede Jelinek, que debido a su agorafobia. Con 75 años Robert Allen Zimmerman es uno de los cantantes y compositores más influyentes de la historia de la música y el primer compositor que obtiene la prestigiosa recompensa imponiéndose a candidatos como Salman Rushdie, Adonis o Ngugi wa Thiong'o.

La ausencia de Dylan será más que notable en la ceremonia de entrega del Premio Nobel que se celebrará en Estocolmo en presencia del rey de Suecia Carlos Gustavo y en la que el galardonado con Nobel de Literatura juega un papel primoridial. Los gabadores del Nobel son honrados en la capital sueca cada 10 de diciembre, fecha de aniversario de la muerte de su creador, el industrial, inventor y filántropo Alfred Nobel. Ese día los laureados de Medicina, Física, Química, Literatura y Economía reciben sus premios de manos del rey de Suecia, y pronuncian un discurso en un banquete frente a 1.300 invitados.

La no presencia de Dylan es especialmente chocante ya que había manifestado su disposición a acudir tanto a la ceremonia de entrega como al banquete de galas. «Por supuesto, si es posible estaré» había dicho en un entrevista con el diario británico Daily Telegraph. El día en que se anunció el premio Dylan dio un concierto en Las Vegas y no dijo nada al respecto. Se limitó a cantar sin comunicarse con el público.

Cuando se le premió figuras relevantes de la Academia expresaron su malestar por su tardanza en dar respuesta aceptando el galardón y por no contestar a las insistentes llamadas de teléfono realizadas desde Estocolomo. Per Wastberg, escritor y miembro de la Academia, acusó al cantante de ser «maleducado y arrogante» y dijo que el hecho de que la Academia no supiera si Dylan pensaba recoger o no su premio era algo «sin precedente».