Las Provincias

El PP denuncia que Mireia Mollá no asiste a los consejos de la empresa Pimesa

  • Según Sánchez, Mollà solo acudió a los tres primeros consejos de la empresa municipal, por lo que el Partido Popular espera que se nombre a un consejero que la sustituya en las próximas reuniones que se celebren

La concejal del grupo municipal popular Erica Sánchez solicitó ayer explicaciones en relación a «la ausencia» de la portavoz de Compromis, Mireia Mollá, en los consejos de Pimesa. Según Sánchez, Mollà solo acudió a los tres primeros consejos de la empresa municipal, por lo que el Partido Popular espera que se nombre a un consejero que la sustituya en las próximas reuniones que se celebren. Asimismo, señaló «que hemos esperado a denunciar esta situación para dar margen y ver si nombraban una alternativa».

Desde el grupo municipal popular resaltaron que en estos consejos de Pimesa se han aprobado «cuestiones de importancia para la ciudad» a los que la concejal de Turismo, Mireia Mollà, «no ha acudido». Cuestiones que tienen que ver por ejemplo con el barrio de San Antón, donde Pimesa es agente gestor y urbanizador, o la ampliación del Parque Empresarial, en el que Pimesa ha comprado terrenos, indicaron.

La concejal popular solicitó «que se den explicaciones por parte uno de los partidos que conforman el tripartito, que gobiernan la ciudad de Elche, y les pedimos que sean responsables y comprometidos con los ciudadanos».

Sánchez añadió que no sólo resaltan su limitada participación en Pimesa sino que también «cuestionamos su labor al frente en Visitelche» porque desconocen la labor que está desempeñando en su área correspondiente.

Según Sánchez, desde que Mireia Mollà es concejal del área de Turismo en Elche «no ha contado con una acción encaminada a potenciar este aspecto en la ciudad». Además, agregó que «no sabemos nada de cuál es el trabajo que realiza en dicha área, no conocemos qué ofrece la ciudad de Elche en materia de Turismo».

Por otro lado, el grupo municipal popular recrimina a la edil de Turismo que su única preocupación «es representar al Ayuntamiento ilicitano en Valencia» y creen que esto no beneficia a la ciudad.