Las Provincias

Visto bueno a la apertura de Maisonnave a la espera de negociar con grandes superficies

  • Esta decisión no es definitiva en el diseño comercial de la ciudad, a expensas del litigio que mantiene el Ayuntamiento con las grandes superficies

La Junta de Gobierno Local de Alicante ratificó ayer la decisión del Consejo Local de Comercio de mantener la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) actual, que incluye la avenida Maisonnave y El Corte Inglés. Ahora, la Dirección General de Comercio de la Conselleria debe aprobar definitivamente para que las grandes superficies ubicadas en esta zona pueda abrir todos los domingos y festivos. A cambio de que sus plantillas trabajen solo 11 festivos y de que contraten a más personal para el resto de días.

Esta decisión, sin embargo, no es definitiva en el diseño comercial de la ciudad, a expensas del litigio que mantiene el Ayuntamiento con las grandes superficies. Los centros que quedaron fuera ganaron en los tribunales una ZGAT igual diseñada en el anterior mandato, una decisión que el Consistorio recurrirá.

Sin embargo, el camino judicial es lento y tortuoso. El propio alcalde, Gabriel Echávarri, así lo reconoció el lunes y espera negociar con las grandes superficies la libertad horaria en toda la ciudad con dos condiciones: esos once festivos y la creación de nuevos puestos de trabajo. Una primera oferta ya le hicieron llegar al Consistorio a través de los medios, aunque el alcalde no lo quisiera reconocer públicamente. En Comercio esperan que se pongan en contacto con ellos para comenzar a dialogar. Pero sin prisas. El propio alcalde lo dijo el lunes: «El mejor acuerdo se firma el mismo día del juicio», que puede llegar en dos años y medio o tres.

En cualquier caso, el portavoz del equipo de gobierno, Natxo Bellido, recordó que su partido, Compromís, llevará al Congreso de los Diputados una iniciativa para eliminar estas figuras comerciales que creó el Gobierno de Mariano Rajoy en la pasada legislatura, al entender que suponen «una pérdida de autonomía para diseñar el modelo comercial de la ciudad».

Bellido hizo un llamamiento al resto de fuerzas políticas en el hemiciclo, excepto el PP naturalmente, para que se unieran en la propuesta de Compromís y tumbar las condiciones estatales para implantar una ZGAT, y que tiene mucho que ver con el carácter turístico de los municipios. Por ejemplo, en Alicante está considerada toda la línea de costa y la zona de Playa San Juan.

Compromís ya presentó la anterior legislatura esta propuesta, pero no pudo seguir adelante al terminarse el periodo de sesiones.