Las Provincias

El PP impugnará el cambio de nombres de calles por no ajustarse a la Ley de Memoria

  • Los populares aseguran que algunos personajes eliminados ayer por la Junta de Gobierno no tienen que ver con «la sublevación o la guerra»

El grupo popular en el Ayuntamiento impugnará el acuerdo adoptado en la Junta de Gobierno Local para cambiar el nombre de más de 40 calles de Alicante al entender que algunas modificaciones no se ajustan a la Ley de Memoria Histórica «puesto que en algunos casos corresponden a personas que no participaron ni en la sublevación ni en la Guerra Civil ni luego en la dictadura», manifestó la portavoz adjunta, Mari Carmen de España. Los servicios jurídicos del PP preparan esta impugnación, no se sabe aún si por vía administrativa o judicial y si pedirán medidas cautelares, es decir, que no se lleve a cabo el acuerdo.

De España citó el cambio de la plaza Calvo Sotelo, «que no se ha justificado suficientemente», y que ha provocado el rechazo de los vecinos. A partir de la entrada en vigor del acuerdo pasará a denominarse Plaça de la Porta de San Francesc.

Los populares también reprocharon que el tripartito «ha decidido tomar una decisión política» en la Junta de Gobierno Local «porque en el Pleno no tiene garantizada la mayoría y han preferido saltarse los trámites para poder sacar adelante ese cambio de calles». El portavoz del equipo de gobierno, Natxo Bellido, explicó al inicio de la comparecencia sobre los asuntos de la Junta que la Ley de Bases de Régimen Local faculta a este órgano a tomar la decisión.

Recordó también el proceso de participación ciudadana abierta y la creación de una comisión en la que participaron los grupos políticos, aunque el PP acusó al tripartito de «infringir el procedimiento».