Las Provincias

La Faoc recuerda que buena parte del dinero del Consistorio llega de los impuestos del litoral

  • Los vecinos sospechan que pese a la aportación que realizan no verán mejorados sus servicios e infraestructuras

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Orihuela Costa (Faoc) mira con desesperanza el proyecto de presupuestos 2016 del Ayuntamiento puesto que considera que tal cual se plantean los gastos el litoral no podrá contar con el dinero que consideran que necesita para mejorar sus servicios e infraestructuras, cuando recuerdan que buena parte de los ingresos que llegan cada año al Consistorio proceden de impuestos recaudados en la costa como el IBI, la basura o las plusvalías.

En un comunicado la Faoc asegura que ha tenido ocasión de conocer el proyecto a través de la página web puesta en marcha por el PSOE y que pese a la complejidad de la documentación, las preguntas que se hacen los vecinos son prácticamente las mismas de siempre. Lo que ha llamado la atención a este colectivo es el reparto del gasto, puesto que de los 75 millones de euros, indican, «la nómina municipal se lleva el 38% (28,6 millones) y el gasto corriente en bienes y servicios (conservación, mantenimiento, arrendamientos, luz, limpieza viaria, etc) otra cantidad similar», lo que suman tres cuartas partes del total del presupuesto. Del resto los vecinos de Orihuela Costa quitan lo destinado a amortización de deuda, subvenciones, gastos financieros y dejan la que denominan como 'pedrea', una cantidad de 2,7 millones de euros que está en el capítulo de inversiones y que corresponden a obras ya comprometidas, entre ellas la del refuerzo de los taludes del paseo marítimo de Cabo Roig para proceder a su reapertura.

«Ante esta situación los vecinos se plantean interrogantes respecto al futuro que le espera a la costa», asegura la Faoc, que relata algunas de las preguntas más comunes, sobre todo las encaminadas a saber cuándo estará el presupuesto del 2017 «que ya tendría que estar en fase de elaboración». De este modo relatan que las preocupaciones de quienes residen en Orihuela costa pasan por saber si «hay esperanza de mejorar a lo largo de los próximos años», en base a la estructura que presenta el proyecto, y sobre todo si de cara al 2017 mejorarán los «actualmente deficitarios servicios de mantenimiento de parques infantiles, jardinería, viales y playa, o el de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos, incrementándose las dotaciones de personas y máquinas en la costa hasta adaptarlas a las necesidades». Ellos mismos se hacen la pregunta y se responden: «Nos tememos que no».

La mismo opinan de la renovación de infraestructuras y construcción de nuevas «teniendo en cuenta el escaso margen que deja la ínfima partida destinada a inversiones», y muestran su preocupación ante la realidad al tiempo que exigen a la Corporación que salgan a explicar el futuro que les espera.